Nos Queda La Palabra

diciembre 31, 2010

…la lengua garganta adentro

 

“Hay un aborregamiento de la sociedad actual.  No escribo para agradar. Escribo para desasosegar”.

José Saramago

 

-¿Y qué preparas ahora? -le preguntó a Abel Joaquín un día en que, habiendo ido a ver al niño, se encontraron en el cuarto de estudio de aquél.

-Pues ahora voy a pintar un cuadro de historia, o, mejor, de Antiguo Testamento, y me estoy documentando… -¿Cómo? ¿Buscando modelos de aquella época?

-No; leyendo la Biblia y comentarios a ella.

-Bien digo yo que tú eres un pintor científico…

-Y tú un médico artista, ¿no es eso?

-¡Peor que un pintor científico… literato! ¡Cuida de no hacer con el pincel literatura!

-Gracias por el consejo.

¿Y cuál va a ser el asunto de tu cuadro?

-La muerte de Abel por Caín, el primer fratricidio. Joaquín palideció aún más, y mirando fijamente a su primer amigo le preguntó a media voz:

-¿Y cómo se te ha ocurrido eso?

-Muy sencillo -contestó Abel, sin haberse percatado del ánimo de su amigo-; es la sugestión del nombre. Como me llamo Abel… Dos estudios de desnudo…

-Sí, desnudo del cuerpo… Y aun del alma…

-¿Pero piensas pintar sus almas?

– ¡Claro está! El alma de Caín, de la envidia, y el alma de Abel…

– ¿El alma de qué?

-En eso estoy ahora. No acierto a dar con la expresión, con el alma de Abel. Porque quiero pintarle antes de morir, derribado en tierra y herido de muerte por su hermano. Aquí tengo el Génesis y el Caín de lord Byron. ¿Lo conoces?

-No, no conozco el Caín de lord Byron. ¿Y qué has sacado de la Biblia?

-Poca cosa… Verás -y tomando un libro, leyó-: conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y parió a Caín, y dijo: He adquirido varón por Jehová. Y después parió a su hermano Abel, y fue Abel pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra. Y aconteció, andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová y Abel trajo de los primogénitos de sus ovejas y de su grosura. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda, mas no miró propicio a Caín y a la ofrenda…”

-Y eso, ¿por qué? … -interrumpió Joaquín-¿Por qué miró Dios con agrado la ofrenda de Abel y con desdén la de Caín?

-No lo explica aquí…

-¿Y no te lo has preguntado tú antes de ponerte a pintar tu cuadro?

-Aún no… Acaso porque Dios veía ya en Caín el futuro matador de su hermano…, al envidioso…

-Entonces es que le había hecho envidioso, es que le había dado un bebedizo. Sigue leyendo.

– Y ensañóse Caín en gran manera y decayó su semblan­te. Y entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado? ¿Y por qué se ha demudado tu rostro? Si bien hicieres, ¿no serás ensalzado? ; y si no hicieres bien, el pecado está a tu puerta. Ahí está que te desea, pero tú le dominarás…”

-Y le venció el pecado -interrumpió Joaquín- porque Dios le había dejado de su mano. ¡Sigue!

-“Y habló Caín a su hermano Abel, y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel y le mató. Y Jehová dijo a Caín…”

– ¡Basta! No leas más. No me interesa lo que Jehová dijo a Caín luego que la cosa no tenía ya remedio.

Apoyó Joaquín los codos en la mesa, la cara entre las palmas de la mano, y clavando una mirada helada y punzante en la mirada de Abel, sin saber de qué alarmado, le dijo:

-¿No has oído nunca una especie de broma que gastan con los niños que aprenden de memoria la Historia sagrada cuando les preguntan: “¿Quién mató a Caín? “

– i No!

-Pues sí, les preguntan eso, y los niños, confundiéndose, suelen decir: “Su hermano Abel.”

-No sabía eso.

-Pues ahora lo sabes. Y dime tú, que vas a pintar esa escena bíblica… ¡y tan bíblica! , ¿no se te ha ocurrido pensar que si Caín no mata a Abel habría sido éste el que habría acabado matando a su hermano?

-¿Y cómo se te puede ocurrir eso?

-Las ovejas de Abel eran adeptas a Dios, y Abel, el pastor, hallaba gracia a los ojos del Señor, pero los frutos de la tierra de Caín, del labrador, no gustaban a Dios, ni tenía para El gracia Caín. El agraciado, el favorito de Dios era Abel…; el desgraciado, Caín.

-¿Y qué culpa tenía Abel de eso?

-¡Ah! , pero ¿tú crees que los afortunados, los agracia­dos, los favoritos, no tienen culpa de ello? La tienen de no ocultar, y ocultar como una vergüenza, que lo es, todo favor gratuito, todo privilegio no ganado por propios méritos, de no ocultar esa gracia en vez de hacer ostentación de ella. Porque no me cabe duda de que Abel restregaría a los hocicos de Caín su gracia, le azuzaría con el humo de sus ovejas sacrificadas a Dios. Los que se creen justos suelen ser unos arrogantes que van a deprimir a los otros con la ostentación de su justicia. Ya dijo quien lo dijera que no hay canalla mayor que las personas honradas…

-¿Y tú sabes -le preguntó Abel, sobrecogido por la gravedad de la conversación- que Abel se jactara de su gracia? -No me cabe duda, ni de que no tuvo respeto a su hermano mayor, ni pidió al Señor gracia también para él. Y sé más, y es que los abelitas han inventado el infierno para los cainitas porque si no su gloria les resultaría insípida. Su goce está en ver, libres de padecimientos, padecer a los otros…

– ¡Ay, Joaquín, qué malo estás!

-Sí, nadie es médico de sí mismo. Y ahora dame ese Caín de lord Byron, que quiero leerlo.

-¡Tómalo! -Y dime, ¿no te inspira tu mujer algo para ese cuadro? , ¿no te da alguna idea?

-¿Mi mujer? En esta tragedia no hubo mujer. -En toda tragedia la hay, Abel.

-Sería acaso Eva…

-Acaso… La que les dio la misma leche: el bebedizo…

 

Texto íntegro l  Abel Sánchez . Miguel de Unamuno

                             bibliotecasvirtuales.com

 

julio 11, 2010

…los horizontes dilatados de Don Quijote”

 

“Como un navío lejano…sus horizontes dilatados recuerdan…los horizontes dilatados de Don Quijote”

Miguel de Unamuno

 

Barroco y siglo XX
Cuarteto Assai
MECO – Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Domingo, 11 julio / 12:30 horas

 

Reynaldo Maceo, primer violín
Gladys Silot, segundo violín
José Martínez, viola
Joaquín Ruiz, violonchelo

 

Programa

I Joseph Haydn
1732 – 1809
Las siete palabras de Nuestro Salvador en la Cruz, Hob.XXX.1
– 1. Introducción. Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen
– 7. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu
II Georg Philipp Telemann
1681 – 1767
Suite “Don Quijote”
– Overtura. Largo-Allegro
Andantino. El despertar de Don Quijote
Moderato. Ataque a los molinos de viento
Andante. Suspiros de amor por la princesa Dulcinea
Allegro moderato. El manteo de Sancho Panza
Allegretto. El galope de Rocinante
Vivace. El descanso de Don Quijote
  Pedro Vilarroig
1954
Canto de Primavera *
Espressivo
Presto
  Eduardo Toldrá
1895 – 1962
Cuarteto nº 1 en Do menor “Per l’art”
– 3. Andante sostenuto
  Astor Piazzolla
1921 – 1992
Adiós Nonino
* Estreno absoluto, encargo de la Comunidad de Madrid para el XXIII Festival de Música Clásicos en Verano 2010

 

Entrada libre hasta completar aforo

 

Ciclo l “Clásicos en Verano”

 

 

gsilot

Cuarteto Assai

julio 2, 2010

…rumores de tigre y llama.

 

“La única costumbre que hay que enseñar a los niños es que no se sometan a ninguna.” 

Jean-Jacques Rousseau

 

unoqueandaporaqui

Thamar y Amnón – Camaron de La Isla

 

Thamar y Amnón

                                                 Para Alfonso García Valdecasas.

La luna gira en el cielo
sobre las tierras sin agua
mientras el verano siembra
rumores de tigre y llama.
Por encima de los techos
nervios de metal sonaban.
Aire rizado venía
con los balidos de lana.
La tierra se ofrece llena
de heridas cicatrizadas,
o estremecida de agudos
cauterios de luces blancas.

Thamar estaba soñando
pájaros en su garganta,
al son de panderos fríos
y cítaras enlunadas.
Su desnudo en el alero,
agudo norte de palma,
pide copos a su vientre
y granizo a sus espaldas.
Thamar estaba cantando
desnuda por la terraza.
Alrededor de sus pies,
cinco palomas heladas.

Amnón delgado y concreto,
en la torre la miraba,
llenas las ingles de espuma
y oscilaciones la barba.
Su desnudo iluminado
se tendía en la terraza,
con un rumor entre dientes
de flecha recién clavada.
Amnón estaba mirando
la luna redonda y baja,
y vio en la luna los pechos
durísimos de su hermana.

Amnón a las tres y media
se tendió sobre la cama.
Toda la alcoba sufría
con sus ojos llenos de alas.
La luz maciza, sepulta
pueblos en la arena parda,
o descubre transitorio
coral de rosas y dalias.
Linfa de pozo oprimida
brota silencio en las jarras.
En el musgo de los troncos
la cobra tendida canta.
Amnón gime por la tela
fresquísima de la cama.
Yedra del escalofrío
cubre su carne quemada.
Thamar entró silenciosa
en la alcoba silenciada,
color de vena y Danubio,
turbia de huellas lejanas.
-Thamar, bórrame los ojos
con tu fija madrugada.
Mis hilos de sangre tejen
volantes sobre tu falda.

-Déjame tranquila, hermano.
Son tus besos en mi espalda
avispas y vientecillos
en doble enjambre de flautas.

-Thamar, en tus pechos altos
hay dos peces que me llaman
y en las yemas de tus dedos
rumor de rosa encerrada.

Los cien caballos del rey
en el patio relinchaban.
Sol en cubos resistía
la delgadez de la parra.
Ya la coge del cabello,
ya la camisa le rasga.
Corales tibios dibujan
arroyos en rubio mapa.

¡Oh, qué gritos se sentían
por encima de las casas!
Qué espesura de puñales
y túnicas desgarradas.
Por las escaleras tristes
esclavos suben y bajan.
Émbolos y muslos juegan
bajo las nubes paradas.
Alrededor de Thamar
gritan vírgenes gitanas
y otras recogen las gotas
de su flor martirizada.
Paños blancos, enrojecen
en las alcobas cerradas.
Rumores de tibia aurora
pámpanos y peces cambian.

Violador enfurecido,
Amnón huye con su jaca.
Negros le dirigen flechas
en los muros y atalayas.
Y cuando los cuatro cascos
eran cuatro resonancias,
David con unas tijeras
cortó las cuerdas del arpa.

 

                                                                                                             Federico García Lorca

 

Cita l Wkiquote 

Fuente l  A media voz

Palabras clave l    Amnón y Tamar en el romancero marroquí
                                   © Manuel Alvar

                                   Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

febrero 22, 2010

No puedo cantar, ni quiero…

 

jaumequalsevol

 

LA SAETA

Antonio Machado

¿Quién me presta una escalera
para subir al madero,
para quitarle los clavos
a Jesús el Nazareno?

Saeta popular

¡Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar!

¡Cantar del pueblo andaluz,
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz!

¡Cantar de la tierra mía,
que echa flores
al Jesús de la agonía,
y es la fe de mis mayores!

¡Oh, no eres tú mi cantar!
¡No puedo cantar, ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar!

 

Aparición pública de Antonio Machado
(Foto: BALAS Y POETAS . José Luis Morante Martín)

 

“Cuando alguien me preguntó, hace ya muchos años, ¿ piensa usted que el poeta debe escribir para el pueblo, o permanecer en su torre de marfil – era el tópico al uso de aquellos días- consagrado a una actividad aristocrática en esferas de la cultura sólo accesibles a una minoría selecta?,  yo contesté con estas palabras, que a muchos le parecieron ingenuas: ” Escribir para el pueblo –decía un maestro– ¡qué más quisiera yo! Deseoso de escribir para el pueblo, aprendí de él cuanto pude, mucho menos, claro está, de lo que él sabe. Escribir para el pueblo es, por de pronto,  escribir para el hombre de nuestra raza, de nuestra tierra, de nuestra habla, tres cosas inagotables que no acabamos nunca de conocer. Y es mucho más, porque escribir para el pueblo nos obliga a rebasar las fronteras de nuestra patria, escribir para los hombres de otras razas, de otras tierras, de otras lenguas. Escribir para el pueblo es llamarse Cervantes, en España; Shakespeare, en Inglaterra; Tolstoi, en Rusia. Es el milagro de los genios de la palabra.”

 

Antonio Machado

 

Fuente l Sobre la defensa y la difusión de la cultura

                  El poeta y el pueblo
                  La Vanguardia
                  Edición del viernes, 16 de  julio 1937

                 Hemeroteca. LAVANGUARDIA.es

 

diciembre 4, 2009

…contra toda resistencia.

 
  

VII

Roma, 14 de mayo de 1904

Mi querido señor Kappus:

Ha pasado mucho tiempo desde que recibí su última carta. No me lo tome a mal: primero ha sido el trabajo; luego molestia, y, por fin, enfermedad, lo que siempre me mantenía alejado de responderle, pues yo quería que mi respuesta le llegara desde días buenos y tranquilos. Ahora me siento algo mejor (el comienzo de la primavera, con sus cambios malos y arbitrarios, ha sido aquí también duro de sentir) y puedo saludarle, querido señor Kappus, y decirle -lo hago de muy cordial buena gana- algunas cosas sobre su carta, lo mejor que sepa.

 Ya ve usted: he copiado su soneto porque he encontrado que es hermoso y sencillo, y ha nacido en esa forma en que se desarrolla con tan tranquilo decoro. Estos  versos son los mejores que he podido leer de usted. Y ahora le doy esta copia, porque sé que es importante, y está lleno de nueva experiencia, volver ha encontrar un trabajo propio en letra ajena. Lea usted los versos como si fueran ajenos, y sentirá en lo más íntimo hasta que punto son suyos. Ha sido un gozo para mí leer varias veces este soneto y su carta; le doy las gracias por ambas cosas.

 Y no habría de dejarse engañar usted en su soledad por el hecho de que haya algo que desee salir de ella. Precisamente ese deseo, si lo usa usted tranquilamente y con calma y como una herramienta, le ayudará a ensanchar su soledad sobre la ancha tierra. La gente (con ayuda de convenciones) lo ha disuelto todo hacia lo fácil, y hacia el lado más fácil de lo fácil; pero está claro que nosotros debemos mantenernos en lo difícil: todo lo que vive se mantiene aquí, todo lo de la naturaleza crece y se defiende a su manera,  y es algo propio partiendo de sí mismo, intenta  serlo a toda costa y contra toda resistencia. Sabemos poco, pero el que hayamos de mantenernos en lo difícil es una seguridad que no nos abandonará; es bueno estar solo, pues la soledad es difícil; que algo sea difícil debe ser una razón más para que lo hagamos.

(…)

Cartas a un joven poeta.Rainer Maria Rilke

 

Fuente original

Rainer Maria Rilke:

Cartas a un joven poeta

Traducción de José María Valverde

El Libro de Bolsillo. Alianza Editorial Madrid

 

“Nulla aesthetica sine ethica. Ergo apaga y vámonos.” 
Para José Luis
esta “lección magistral”

 

“La torre de Babel cae sobre el poeta”

José María Valverde

Maduro ya de edad y de poesía
te has mudado a un país de lengua ajena,
y no es vivir. Lo que ellos aquí dicen,
como respirar, fácil, rico, exacto,
tú intentas remedarlo con esfuerzo,
y oyes tu voz, ridícula y extraña,
fallar lo que aquí un niño siempre acierta,
hasta acabar diciendo algo no tuyo.
Ahora te es ajeno hasta el paisaje:
no te habla a ti: hasta el pájaro y el árbol
y el río te escatiman las leyendas
que aquí envuelven sus nombres -en ti, rótulos-.
En vano te sonríen los demás,
corteses, y aun amigos, animándote
desde la lengua en que ellos son los amos:
no aciertas a quererles: se te olvidan:
el fondo de tu espíritu no late
si no vive en la lengua que es tu historia.
(Ser de palabra, 1973)

 

 

Palabras clave l  José María Valverde: ser de palabras. Ángel Campos Pámpano.

                                 Universidad de Extremadura

 

 

junio 20, 2009

Foro Internet Meeting Point

 

Público.es l  Rafael Villegas : “Una nueva era oculta durante 70 años”

Oculto en una caja con los colores de la bandera republicana ha sobrevivido durante más de 70 años un tesoro gráfico de los primeros días de la II República:

“El amanecer de una nueva era en España”

documental

 ‘Una gran victoria del feminismo en España’

Sean mis primeras palabras de agradecimiento a este gobierno de la República que de esta manera trae a colaborar a la mujer. Estas palabras no significan en modo alguno un juicio personal . Yo recojo en este momento el sentimiento y el pensamiento de todas las mujeres españolas.

Victoria Kent. Discurso toma de posesión del cargo de directora general de Prisiones.

 

Este podría ser el lema del debate que se puede seguir ahora en directo  en torno a las redes sociales desde el punto de vista femenino, en la mesa “Internet en femenino”, dentro de las jornadas que se están celebrando en Gijón (Asturias) en el  Foro Internet Meeting Point 2009.

Se está debatiendo en estos momentos acerca del sexismo en la red . A este respecto considero muy interesante la reflexión vertida en este mismo foro por César Calderón, ( Netoratón 3.0 ) :

” No, no todos somos iguales ante la red, el azar genético y el azar social son dos barreras que suponen la existencia de una brecha digital contra la que las administraciones públicas deben luchar. Desde mi punto de vista la red está reproduciendo actitudes y comportamientos machistas y sexistas contra las que hay que luchar”.

A las 13:00 h. está programada la mesa “Internet en tiempos de crisis. ¿Qué aporta Internet a la crisis?”  en la que está prevista la participación de Angel María Herrera (Bubok).

A las 16:00 el debate en torno a “La red en 2010. ¿Hacia donde va Internet?” contará con la presencia del periodista Manuel M. Almeida (Mangas Verdes)

“Lo que la ley llama pirateria no es sino el afán del ser humano por crear, difundir y compartir cultura”

Accede desde aquí a la entrevista completa realizada a Manuel M. Almeida,  publicada en el .

Sugerencias, dudas, consultas , etc ,  pueden  trasladarse a las mesas a través de este  este enlace.

 

mayo 27, 2009

…el grano, de quien lo sembró.

 

Sierra de Guadarrama

Sierra de Guadarrama

 

Pastor, empuña tu cayada:
la aurora en sangre clareó.
Apareja, vaquero, tu honda.
Terruñero, apercibe tu hoz.
La tierra, de quien la cultiva;
el grano, de quien lo sembró.
Las manadas y los rebaños
sólo saben tu silbo y tu voz.
 
Balada de Sangre. Enrique de Mesa
 ….
…mas otra España nace
la España del cincel y de la maza
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.
Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora.
España de la rabia y de la idea.

 

El mañana efímero. Campos de Castilla. Antonio Machado.

 

Fuente l Cervantes Virtual
Actas IV. AIH. Enrique de Mesa, noventayochista menor. Annamaría Gallina (pdf)

 

Monasterio del Paular de Rascafría

Monasterio del Paular de Rascafría

 Foto  recogida del Libro “Guías de los sitios naturales de interés nacional” publicado por la junta de parques nacionales y patronato nacional del turismo, en 1931 bajo la dirección de Eduardo Hernández-Pacheco.

Más fotos…
© FotoSierra.com 2004 – 2006 Todos los derechos reservados

 

abril 24, 2009

aumentando el valor que lo aquilata

 

 Bajan de la nieve,
madre,
llorando suben del mar.
¿Quién los cogerá?

 emilio-prados-such

Despedida de las Brigadas Internacionales

De tanto estar mi voz a vuestro lado
y a vuestro lado estar mi sombra
y de mirar tan Juntos en la muerte
el mismo cielo azul cada mañana, ‘
tan íntimos andáis ya por mi sangre
y bajo mi memoria recibidos,
que no os llamaré hermanos en mi tierra:
sois más, pues que habitáis mi propio cuerpo.

Por él habéis andado y perseguido
esa gloria feliz que, ya lograda,
es libertad que nuestro amor domina.
Fuera también pisáis las mismas flores.
Y hoy nos separan: nuestra España hermosa
deja salir un río de nobleza
que otras veces fue sangre enardecida:
¡ay!, ¿qué otra pena el tiempo le depara?

Hoy la razón aleja en nuestra vida
lo que persigue el sueño generoso
y el sano pensamiento no consigue;
pero quizás el sueño será alzado
y como el agua sube hasta la nube
que ambicionó por sus profundas cuevas,
escalando el dolor llama tras llama
el sueño será al fin razón del día.

Entonces volveréis. Será un remanso
sobre Europa mi patria, y sus estrellas,
con la paz más ceñidas sobre el suelo,
alumbrarán las tumbas de los héroes.

Juntos aquí reposan, como juntos vivimos
los que aún la muerte tiene preparados
al duro sacrificio de la guerra.
Juntos habréis de estar con los que queden.

Que vuestro corazón lleve el paisaje
que tanto habéis mirado y defendido
y cada olivo en flor, cada granado
por vuestra causa viva y os espere.

Estáis en mí, conmigo y sois mi sangre
dentro del arca frágil de mi cuerpo,
pero cada español lo mismo dice
hoy que os ve desfilar junto a su mano.

 

COPLA

¡Que el agua es llanto!
(Canta la piedra.)

¡Llanto es la piedra!
(El agua canta.)

¡La estrella es llanto!
(Canta la noche.)

¡Llanto es la noche!
(Canta la estrella.)

Y junto al agua y la piedra:
-¿Se te ha olvidado tu sombra?
Me va cantando la tierra.

 

….con la herencia que deja tu partida. 

Emilio Prados

Obra poética

http://www.spsu.edu/sis/nuhfer-halten/webconcordances/prados/emilos%20prados.txt.WebConcordanceAlpha/c2.htm

 

 Imagen l fundación Cultural Miguel Hernández

 

grummeper

Canciones de las Brigadas Internacionales

Lincoln-Bataillon

(In dem Tal dort am Rio Jarama…)

 Text: Ernst Busch
Musik: “The Red River Valley”

In dem Tal dort am Rio Jarama
Schlugen wir unsre blutigste Schlacht.
Doch wir haben, auf Tod und Verderben
Die Faschisten zum Stehen gebracht.

Zeigt uns wie man mit alten Gewehren
Einen Panzer-Angriff heil übersteht!
Zeigt uns wie man in offner Feldschlacht
Einem Tiefflieger-Angriff entgeht.

Ja, wir haben die Stellung verlassen;
Denn es half auch kein: Oh, Herr mon Dieu!
Kameraden der Inter-Brigaden
Unsern Toten ein letztes Adieu!

Eines Teges da stehn Campesinos
Als Sieger auf spanischem Feld!
Und das tal dort am Rio Jarama
Wird gehören dem Mann, ders bestellt!

 

Blog de WordPress.com.