Nos Queda La Palabra

enero 11, 2011

La Colina de los Chopos

 

“¡Ah, los tremendos viejos surrealistas!”

Antonio Martínez Sarrión

 

garciatorrente

La orquesta West Eastern Divan dirigida por Daniel Barenboim interpretando la Sinfonía nº 7 en La mayor de Beethoven en la Mezquita de Córdoba… 

 

***

Con la llegada de la democracia Pepín pudo reanudar la relación con amigos muy queridos de los años de la Residencia, como Luis Buñuel, Rafael Alberti, Jesús Val y Gay, Rosita García Ascot…Siguió acudiendo a tertulias en los cafés Lyon, Teide, Gijón…Viajó a Toledo para ver a Fernando Chueca en su casa-museo de Muñárriz; y se vio a menudo con Juan Benet.

A partir de la recuperación de la Residencia, el nombre de Pepín comenzó a sonar como uno de los pocos que vivió intensamente la época dorada de La Colina de los Chopos, cuando a ella iban a hacer música Francis Poulene, Ricardo Viñes, Darius Milhaud, Manuel de Falla, Wanda Landowska, Maurice Ravel, Igor Stravinsky, Joaquín Turina, Conrado del Campo, Ernesto y Rodolfo Halffter, Julián Bautista, Rafael Benedito, Gustavo Durán, Salvador Bacarisse, Gustavo Pittaluga, Jesús Corvino, Sedano, Martínez Torner, Lola de la Torre…Cuando allí daban cursos Pedro Salinas, Jorge Guillén, Dámaso Alonso y conferencias Unamuno, Azorín, Ortega, D´Ors, Díez-Canedo, Federico de Onís o Luis de Zulueta. Donde había un laboratorio de fisiología y de anatomía patológica con científicos como Juan Negrín, Hernández Guerra, Corral, García Valdecasas, Rafael Méndez, Severo Ochoa, Grande, Blas Cabrera, Achúcarro, Abelardo Gallego o Pío del Río Ortega y su discípulo Leopoldo López García. En aquellos años uno podía encontrarse en el comedor a Antonio Machado, Ramón Menéndez Pidal, Américo Castro, Rafael Lapesa, Eugenio D´Ors, Paul Valéry, G.K. Chesterton, Marie Sklodowska (Madame Curie), incluso al mismísimo  Albert Einstein,  cuya visita llevó a Blas Cabrera a publicar Principios de la relatividad.

Fueron residentes, entre muchos otros, el cardiólogo Luis Calandre, el filólogo Antonio G. Solainde, el geólogo Pedro Castro, el psiquiatra Miguel Prados, el químico J. Renedo. Y el educadísismo, escéptico, amigo de sus amigos, irreductible en su ejemplar sentido moral, agitador del surrealismo, noctámbulo impenitente, bebedor de buena cerveza, inventor de neologismos, wagneriano de pro y admirador incondicional de Beethoven, es decir, José Bello Lasierra, autor, entre otros escritos, del primero y del último de los capítulos de la novela dadaísta Lucas Grupo o el héroe andorrano, hasta ahora perdidos. Su escasa y desconocida obra llevó a Bergamín a considerarlo “padre extraliterario”  de los surrealistas españoles, y en cierto modo lo fue.

 

Introducción a un texto surrealista de Pepín Bello.
Andrés Ruiz Tarazona

 

Burgos, 22 de Mayo de 1952

Querido Alfonso: el miércoles llegó Wagner. Con anterioridad me había escrito anunciándome su llegada y su estancia aquí conmigo durante unos días. Excuso decirte mi alegría. Bajé a esperarle. Vino en el mixto de Miranda a las tres y media de la madrugada. El encuentro en la estación puedes imaginarte que no carecía de emoción para mí. Él no me conocía. Yo a él… ¡quién desconoce al gran Ricardo Wagner!  En cuanto le vi en la ventanilla me acerqué con el corazón palpitante.

(…)

Visita de Richard Wagner a Burgos. José “Pepín” Bello.
 

 

Fuente

JOSÉ “PEPIN” BELLO

VISITA DE RICHARD WAGNER A BURGOS

Carta de José Bello a Alfonso Buñuel

Introducción y notas de Andrés Ruiz Tarazona

 

© del texto de José Bello : Herederos de José Bello

© de la introducción , notas y apéndice:  Andrés Ruiz Tarazona

© de esta edición:  Amigos de la Residencia de Estudiantes, 2009

ISBN: 978-84-95078-71-1

 

Más información : Residencia de Estudiantes.Publicaciones.

 

Este texto ha sido publicado con autorización expresa de  Andrés Ruiz Tarazona. 
Profundo mi agradecimiento y sincera mi admiración.
 

octubre 4, 2010

…y otras milongas

  

Residencia de Estudiantes

5 martes
a las doce y media de la mañana

Presentación del álbum

“Tangos,  habaneras y otras milongas”

 
Interpretadas por Rosa Torres-Pardo, Cuarteto Assai y Manuel Valdés

Participan EMILIO ARAGÓN • IÑAKI GABILONDO •
ALBERTO RUIZ-GALLARDÓN • ALEX SÁNCHEZ

 

Fuente l Residencia de Estudiantes

        Vía l Cuarteto Assai (Facebook)

www.cuartetoassai.net
www.myspace.com/assaicuarteto
 
 

Una propuesta inestimable de Joaquín Ruiz (Cuarteto Assai)

 

septiembre 15, 2010

de un mundo que no olvida…

  

“La carta que estaba allí tirada era para mí. (…) Iba a cambiar el rumbo de mi vida. “

Nada. Carmen Laforet.

 

 

franlopezu

 The Beatles

Please Mr. Postman

Wait, oh yes wait a minute mister postman
Wait, wait mister postman

Mister postman look and see
You got a letter in your bag for me
I been waiting such a long time
Since I heard from that girl of mine

There must be some word today
From my girlfriend so far away
Please mister postman look and see
If there’s a letter, a letter for me
I been standing here waiting mister postman
So patiently
For just a card or just a letter
Saying she’s returning home to me

So many days you passed me by
See the tear standing in my eye
You didn’t stop to make me feel better
By leaving me a card or a letter

You gotta wait a minute, wait a minute
You gotta wait a minute, wait a minute
You gotta wait a minute, wait a minute
You gotta check it and see, one more time for me

Wait
Wait
Wait
Deliver the letter, the sooner the better

Wait

 

 

HOMENAJE

A la Residencia de Estudiantes

SIN palabras, ni gesto, el pensamiento
se agrandaba: era flor que nos abría…

El gran álamo, el único -¿el maestro
anterior?-, siempre fiel y junto al agua,
presidía, observaba, era equilibrio
en cada instante necesario. Allí,
sobre el canal y casi al pie del puente,
hacia el lado interior -cerca del alma-
juzgó y juzga.

Una vez, el pensamiento,
respiración y luz abrió a un muchacho
oscuro y, por un cuerpo perseguido,
siendo sol: ¡entró en él a iluminarlo!
Su sangre oculta -propia- sintió ajena…
Y, un día, cruzó el puente.

“¡Adiós!” -el álamo
le dijo, desde adentro, al pasar-: “¡Mírame!…”
Miró el muchacho y vio moverse al agua.
“¡Adiós!”, dijo el reflejo al pie del árbol,
en vértice y central, fusión de un mundo
que no olvida…
(¡Fui, yo!)
-Pero ¿el maestro?…
-El anterior. El fiel.
¡Aún vive el álamo!

                           Emilio Prados

 

 

 Fuente l Vicente Aleixandre. Web Concordance

 

…or just a letter ”  !    😉

 

marzo 18, 2010

…a lo inmóvil que vibra.

 

-Emoción-

 

 Los dibujos de G. Celaya

48 estados de ánimo:

         Actividad     Borrachera    Desesperación  Espanto   Hipocresia  Luz   Perspicacia

         Romanticismo     Admiración    Brutalidad   Desilusión   Esperanza    Indiferencia

             Memoria      Pesadilla      Sensualidad      Altivez     Colombina     Dificultad

         Excitación   Indignación     Monotonía     Pierrot   Sorpresa    Arlequín   Chic

Emoción

         Fatiga    Insistencia   Orden  Precisión  Trabajo  Astucia   Confusión  Energía

         Fiebre   Inspiración   Pasión    Rabia    Tranquilidad    Benevolencia   Dejadez

                  Esfuerzo   Franqueza   Intuición   Peligro   Resolución   Voluntad

 

 

En el Origen nada existía sino Atman.
Miró en torno a sí, y sólo se vio a sí mismo.
Entonces tuvo miedo: por eso el hombre tiene miedo cuando
 está solo.
Después pensó: «¿De qué tener miedo, puesto que nada existe
sino yo?»
Pero estaba triste: por eso el hombre está triste cuando está
solo.
Entonces deseó un segundo ser.

                                                                                              Upanishad-Brihadaranyaka.

 

EL AMOR Y LA TIERRA

El amor y la tierra se abrazan sollozando,
y la arcilla y el ansia, y el hombre nuevo nace.
-¿De dónde vienes, dime ; di, amigo, adónde vienes?
(Unos pájaros largos volaban sobre el llano.)

-¿De dónde vienes, dime?
                                                              -De un ansia atormentada,
de vidas que prometen, y duelen, y no brotan,
con un paso cansado y un peso resignado
a reposar tranquilo en tu oscuro silencio.

Tierra, no palpites, guárdame en tu tumba.
Traigo los labios blancos de avidez y de espanto.
Mi dolor es tan grande como aquella esperanza
me dio tanto amor y hoy me pesa tan hondo.

Creía que unos brazos en cruz abren los mares,
que unos ojos dan luz al cielo estremecido,
que unos labios que tiemblan pronuncian ya palabras.
Creía que las cosas nacen sólo del ansia.

Ahora vengo cansado, dulcísimo y sumiso,
con un peso de gritos que no han podido huir,
y te encuentro a ti, tierra, y en tu oscuro latido

perpetúo la angustia que heredé de tus muertos.

El amor y la tierra se abrazaban convulsos;
se abrazaban las ansias palpitantes e informes
y la tierra que sube mojada, espesa y fría
y abandona en mi cuerpo su eternidad sin alma:

su yerta eternidad de extensión desolada,
de cielo en desvarío que no encuentra sus nubes,
de una luz que se sufre como muerte desnuda
que despoja de gritos y sueños confundidos.

-¿De dónde vienes, dime ; di, amigo, adónde vienes?
-De una vida que duele porque ignora sus gritos
vengo a tu muerte, tierra, de eternidad dormida ;
de un correr detenido a lo inmóvil que vibra.

Mis brazos se han abierto con deseo de alas
y hoy abrazan la tierra, cuna y tumba del ansia.
Un hombre nuevo nace sobre otros hombres muertos.
Hombres muertos descansan bajo el hombre que nace.

Voy por el mundo y canto. Voy por el mundo y lloro.
De tanto como amo no comprendo las cosas:
esta vida voraz que me espanta y me llama,
me da dolor y rabia, y me aterra, y me absorbe.

Tierra, guárdame contigo, con tu muerte caliente,
con tu sueño materno de gritos sofocados ;
que un puñado de barro me tapone esta boca
que se abre y se abre, y no encuentra su grito.

Celaya, Gabriel
La soledad cerrada / Rafael Múgica.- San Sebastián: Gráfico-Editora, 1947.- 93 p.; 17 cm.- (Cuadernos de poesía “Norte”)

 

A Gabriel

 

Fuente l Gabriel Celaya

                http://www.gabrielcelaya.com/index.php

     2007 Kultura Zuzendaritza Nagusia – Gipuzkoako Foru Aldundia.

diciembre 16, 2009

…y es bastante si se sabe

A RAFAEL ALBERTI

A veces-lo confieso-, como un niño

lloro a solas y pienso en el fracaso:

Esta vida gastada en calderilla,

la espuma de unas olas de aparato.

.

Llorar es no entender. Sí. Lo comprendo.

Pero yo estoy mirando el precipicio

de los años que pasan y no cuentan,

y  todo ante este horror se vuelve grito.

.

Puede ser cualquier gesto no explicable

o llanto y risa juntos: El gemido

de una hiena en la noche. Y el recuerdo

que entra por la espiral en el abismo.

.

Me han dicho que tú lloras fácilmente.

Yo lloro sin saber lo que me digo.

Y río como creo que tú ríes

en el trueno de un vino con amigos.

.

La desesperación de la alegría,

el caer y caer en la nostalgia,

los hipnóticos giros de los buitres

en torno a una carroña que así imantan.

.

De todo lo intentado,  ¿qué nos queda?

Una tranquilidad hasta la muerte.

Hicimos cuanto estuvo a nuestro alcance

y  hoy va, bien afluido, en la corriente.

.

Nos quedan además unos amores

perdidos y ganados con la vida:

Amigos esparcidos y sin nombre

que un poema feliz no ganó un día.

.

Mas nos queda también una amargura,

Porque un día nacimos como dioses

y  todo lo que dimos ha quedado

en nobleza de sólo pobres hombres.

.

Entonces, renunciamos a la lucha

y  para ser felices como Lope

pedimos, y es bastante si se sabe,

“dos libros, tres pinturas, cuatro flores”.

.

(Poema no recogido en libro.)

 

Otras cartas. Las cartas boca arriba. Gabriel Celaya

 

Fuente original

LAS CARTAS BOCA ARRIBA

Gabriel Celaya

© Ediciones TURNER S.A., Madrid, 1974.

julio 26, 2009

Yo y mi sombra, libro abierto

 

Subida al cielo  (1952). Luis Buñuel

Dirección Luis Buñuel
Producción Manuel Altolaguirre
María Luisa Gómez Mena
Guión Luis Buñuel
Manuel Altolaguirre
Juan de la Cabada
Lilia Solano Galeana
Música Gustavo Pittaluga
Fotografía Alex Phillips
Montaje Rafael Portillo
Reparto Lilia Prado
Carmelita González
Manuel Dondé
Esteban Márquez
Luis Aceves Castañeda
Silvia Castro
Roberto Cobo
Pedro Elviro
Leonor Gómez
Gilberto González
Pedro Ibarra
Cecilia Leger

Playa

Manuel Altolaguirre

A Federico García Lorca

Las barcas de dos en dos,
como sandalias del viento
puestas a secar al sol.

Yo y mi sombra, ángulo recto.
Yo y mi sombra, libro abierto.

Sobre la arena tendido
como despojo del mar
se encuentra un niño dormido.

Yo y mi sombra, ángulo recto.
Yo y mi sombra, libro abierto.

Y más allá, pescadores
tirando de las maromas
amarillas y salobres.

Yo y mi sombra, ángulo recto.
Yo y mi sombra, libro abierto.

 

Lecturas l ¡ Ábrete libro!  Revista sobre libros y autores . Nº 1:  La literatura y el cine.

 

junio 9, 2009

…en alta voz.

 

Banner_Aranguren

 
Hoy, 9 de junio,  se cumplen cien años del nacimiento de José Luis L. Aranguren, motivo por el que el Instituto de Filosofía del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales y la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, con la colaboración de la Residencia de Estudiantes, han querido aprovechar esta ocasión para recordar y rendir homenaje a uno de los autores más destacados del pensamiento contemporáneo español.
 
La exposición Aranguren: filosofía en la vida, vida en la filosofía busca dar a conocer a diferentes públicos lo que supuso Aranguren no sólo para la cultura filosófica, sino también para la cultura social de nuestro país en unos años difíciles y de cambios profundos e irreversibles en todos los ámbitos. Dar a conocer su legado, el de un filósofo crítico que abrió con su obra nuevos espacios a la reflexión cultural española, y presentar al intelectual atípico que supo sacudir las conciencias morales y políticas de la época, son los objetivos perseguidos con este homenaje.
 
La exposición se ha organizado cronológicamente en cuatro partes —«Tradición y crítica (1945-1955)», «Nuevos espacios para la filosofía (1956-1965)», «Pensamiento itinerante (1966-1976)» y «El oficio del intelectual (de 1976 en adelante)»—. Muestra el viaje de Aranguren desde el intelectual intimista y privado, preocupado por cuestiones religiosas existenciales, de los años cuarenta, hacia la apertura de su conciencia crítica —que coincide con su llegada a la universidad— a mediados de los cincuenta y que le lleva a interesarse por la filosofía como realidad social, para finalmente converger en el intelectual crítico de la cultura y la sociedad, con una importante presencia pública, a partir de los sesenta y, sobre todo, de los años de la transición. Estos cuatro espacios cronológicos se han articulado en torno a tres reflexiones constantes en la obra de Aranguren, tanto la escrita como la vivida: su reflexión sobre la religión, su reflexión sobre la ética y su reflexión sobre la política.
 
HORARIO: De lunes a sábado de 11 a 15:00 h y de 17 a 20 h. Domingos y festivos de 11 a 15 h.
Visitas guiadas para grupos en el tel. 91 563 64 11.
Para los Amigos de la Residencia, todos los jueves a las 18 h, previa confirmación.
 

SEDES Y FECHAS

Residencia de Estudiantes
Del 4 de junio al 26 de julio de 2009

DOSSIER DE PRENSA

  Aranguren

CRÉDITOS

Comisarias
Ana Romero de Pablos
Concha Roldán

Organizan
Instituto de Filosofía, Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC
Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC)
Comunidad de Madrid, Consejería de Educación

Proyecto
Instituto de Filosofía, Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC

Colabora
Residencia de Estudiantes

Vía l edad de plata

 

Aprender de los otros, ciertamente, pero sobre todo de la vida, de la realidad de los otros, de todos. Pensar lo que ellos sienten y, sin vacilación, comprometidamente, decirlo en alta voz.

José Luis Aranguren, Memorias y esperanzas españolas (1969).

 

mayo 11, 2009

…sin ensueño, en la arena.

 

Venus_sonriente_Dalí

Dalí i Domènech, Salvador

La Venus sonriente

Fundació Gala-Salvador Dalí  © Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2004.

 …

 Marineros que ignoran el vino y la penumbra
decapitan sirenas en los mares de plomo.
La Noche, negra estatua de la prudencia, tiene
el espejo redondo de la luna en su mano.

Un deseo de formas y límites nos gana.
Viene el hombre que mira con el metro amarillo.
Venus es una blanca naturaleza muerta
y los coleccionistas de mariposas huyen.

*

Cadaqués, en el fiel del agua y la colina,
eleva escalinatas y oculta caracolas.
Las flautas de madera pacifican el aire.
Un viejo dios silvestre da frutas a los niños.

Sus pescadores duermen, sin ensueño, en la arena.
En alta mar les sirve de brújula una rosa.
El horizonte virgen de pañuelos heridos
junta los grandes vidrios del pez y de la luna.

Una dura corona de blancos bergantines
ciñe frentes amargas y cabellos de arena.
Las sirenas convencen, pero no sugestionan,
y salen si mostramos un vaso de agua dulce.

*

¡Oh Salvador Dalí, de voz aceitunada!
No elogio tu imperfecto pincel adolescente
ni tu color que ronda la color de tu tiempo,
pero alabo tus ansias de eterno limitado.

Federico García Lorca, «Oda a Salvador Dalí»

 (Fragmento)

Revista de Occidente, tomo xii, núm. xxxiv, Madrid, abril de 1926.
Residencia de Estudiantes, Madrid.

 

Lorca_Dalí_Cadaqués_1927

   Federico García Lorca y Salvador Dalí en Cadaqués, verano de 1927.
Colección Fundación Federico García Lorca, Madrid
© Residencia de Estudiantes, 2008

abril 24, 2009

aumentando el valor que lo aquilata

 

 Bajan de la nieve,
madre,
llorando suben del mar.
¿Quién los cogerá?

 emilio-prados-such

Despedida de las Brigadas Internacionales

De tanto estar mi voz a vuestro lado
y a vuestro lado estar mi sombra
y de mirar tan Juntos en la muerte
el mismo cielo azul cada mañana, ‘
tan íntimos andáis ya por mi sangre
y bajo mi memoria recibidos,
que no os llamaré hermanos en mi tierra:
sois más, pues que habitáis mi propio cuerpo.

Por él habéis andado y perseguido
esa gloria feliz que, ya lograda,
es libertad que nuestro amor domina.
Fuera también pisáis las mismas flores.
Y hoy nos separan: nuestra España hermosa
deja salir un río de nobleza
que otras veces fue sangre enardecida:
¡ay!, ¿qué otra pena el tiempo le depara?

Hoy la razón aleja en nuestra vida
lo que persigue el sueño generoso
y el sano pensamiento no consigue;
pero quizás el sueño será alzado
y como el agua sube hasta la nube
que ambicionó por sus profundas cuevas,
escalando el dolor llama tras llama
el sueño será al fin razón del día.

Entonces volveréis. Será un remanso
sobre Europa mi patria, y sus estrellas,
con la paz más ceñidas sobre el suelo,
alumbrarán las tumbas de los héroes.

Juntos aquí reposan, como juntos vivimos
los que aún la muerte tiene preparados
al duro sacrificio de la guerra.
Juntos habréis de estar con los que queden.

Que vuestro corazón lleve el paisaje
que tanto habéis mirado y defendido
y cada olivo en flor, cada granado
por vuestra causa viva y os espere.

Estáis en mí, conmigo y sois mi sangre
dentro del arca frágil de mi cuerpo,
pero cada español lo mismo dice
hoy que os ve desfilar junto a su mano.

 

COPLA

¡Que el agua es llanto!
(Canta la piedra.)

¡Llanto es la piedra!
(El agua canta.)

¡La estrella es llanto!
(Canta la noche.)

¡Llanto es la noche!
(Canta la estrella.)

Y junto al agua y la piedra:
-¿Se te ha olvidado tu sombra?
Me va cantando la tierra.

 

….con la herencia que deja tu partida. 

Emilio Prados

Obra poética

http://www.spsu.edu/sis/nuhfer-halten/webconcordances/prados/emilos%20prados.txt.WebConcordanceAlpha/c2.htm

 

 Imagen l fundación Cultural Miguel Hernández

 

grummeper

Canciones de las Brigadas Internacionales

Lincoln-Bataillon

(In dem Tal dort am Rio Jarama…)

 Text: Ernst Busch
Musik: “The Red River Valley”

In dem Tal dort am Rio Jarama
Schlugen wir unsre blutigste Schlacht.
Doch wir haben, auf Tod und Verderben
Die Faschisten zum Stehen gebracht.

Zeigt uns wie man mit alten Gewehren
Einen Panzer-Angriff heil übersteht!
Zeigt uns wie man in offner Feldschlacht
Einem Tiefflieger-Angriff entgeht.

Ja, wir haben die Stellung verlassen;
Denn es half auch kein: Oh, Herr mon Dieu!
Kameraden der Inter-Brigaden
Unsern Toten ein letztes Adieu!

Eines Teges da stehn Campesinos
Als Sieger auf spanischem Feld!
Und das tal dort am Rio Jarama
Wird gehören dem Mann, ders bestellt!

 

Blog de WordPress.com.