Nos Queda La Palabra

septiembre 27, 2008

A mis amigos…

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: , , , , , , , — labalaustra @ 6:03 pm

A mis amigos…

Las Malas Compañias

Mis amigos son unos atorrantes
se exhiben sin pudor, beben a morro,
se pasan las consignas por el forro
y se mofan de cuestiones importantes.
Mis amigos son unos sinvergüenzas
que palpan a las damas el trasero,
que hacen en los lavabos agujeros
y les echan a patadas de las fiestas.
Mis amigos son unos desahogados
que orinan en mitad de la vereda,
contestan sin que nadie les pregunte
y juegan a los chinos sin monedas.
Mi santa madre
me lo decía
cuidate mucho Juanito,
de las malas compañías.
Por eso es que a mis amigos
los mido con vara rasa
y los tengo muy escogidos,
son lo mejor de cada casa.
Mis amigos son unos malhechores
convictos de atrapar sueños al vuelo
que aplauden cuando el sol se trepa al cielo
y me abren su Corazón como las flores.
Mis amigos son sueños imprevistos
que buscan sus piedras filosofales,
rodando por sórdidos arrabales
donde bajan los Dioses sin ser vistos.
Mis amigos son gente cumplidora
que acuden cuando saben que yo espero.
si les roza la muerte disimulan,
para ellos la amistad es lo primero.

 

septiembre 25, 2008

Automne, automne…

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: , , , , — labalaustra @ 4:17 pm

Llueve. Madrid.
Sobre los charcos dejé, en el Tiempo, ahogarse al Tedio.
Regresa ahora con cada gota de su naufragio para invadirlo todo.
Y es mío.
Soy hoy su tabla.
Ausente. Sin rumbo.
Dans l’automne passé de l´année prochaine…

septiembre 21, 2008

Tristesse

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: , , , , — labalaustra @ 6:43 pm

 

simontimelord

Tristesse

L’ombre s’enfuit, adieu beau rêve
Où les baisers sont frais comme des fleurs
La nuit fut brève
Hélas pourquoi si tôt fermer nos coeurs
A l’appel du bonheur ?
L’ombre s’enfuit, ma lèvre hésite
A murmurer l’après de nos aveux
Des mots d’adieu
Le soleil paraît trop vite
Faut-il donc que l’on se quitte ?
Demain par ta voix je voudrais tant,
Je voudrais tant retarder l’aurore
Et t’aimer encore.

L’ombre s’enfuit, tout n’est que songe
Et tu n’es plus, malgré tous nos désirs,
Qu’un souvenir
Si l’amour n’est que mensonge
Au parfum triste qui ronge
S’il est vrai qu’à moi même tu mens,
Sache pourtant que toujours quand même
Cher amour je t’aime
Eperdument
Eperdument.

 

Tino Rossi (1907-1983)
Paroles / Text: Jean Loysel
Musique / Music: Chopin opus 10 n°3 (“Tristesse”)

 

                                                  Nunca te olvidaré…

 

 

septiembre 12, 2008

¡Ay!…

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: , , — labalaustra @ 10:10 am

 

Besos para todos…

Son míos, ¡ay! son míos
los bellos cuerpos muertos,
los bellos cuerpos vivos,
los cuerpos venideros.

Son míos, ¡ay! son míos
a través de tu cuerpo.

Cancionero y Romancero de Ausencias. Miguel Hernández

septiembre 11, 2008

Nos lo podemos permitir…

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: , , , , , , — labalaustra @ 2:37 pm

septiembre 10, 2008

“Cucurrucucú, Paloma…”

“Cucurrucucú Paloma” (1964) de Miguel M. Delgado

“Cucurrucucú Paloma”

(Huapango)

Dicen que por las noches
nomás se le iba en puro llorar;
dicen que no comía,
nomás se le iba en puro tomar.
Juran que el mismo cielo
se estremecía al oír su llanto;
cómo sufrió por ella,
que hasta en su muerte la fue llamando.
Ay, ay, ay, ay, ay,… cantaba,
ay, ay, ay, ay, ay,… gemía,
ay, ay, ay, ay, ay,… cantaba,
de pasión mortal… moría.
Que una paloma triste
muy de mañana le va a cantar,
a la casita sola,
con sus puertitas de par en par.
Juran que esa paloma
no es otra cosa mas que su alma,
que todavía la espera
a que regrese la desdichada.
Cucurrucucu… paloma,
cucurrucucu… no llores,
las piedras jamás, paloma
¡que van a saber de amores!
Cucurrucucu… cucurrucucu…
cucurrucucu… paloma, ya no llores.
Autor: Tomás Méndez

septiembre 6, 2008

Donde habite el olvido

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: — labalaustra @ 11:14 am

Donde habite el olvido

Luis Cernuda

Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.

Blog de WordPress.com.