Nos Queda La Palabra

diciembre 29, 2010

…como el dios en el cisne.

 
 
 
 Los titiriteros (“Familia de saltimbanquis”) (1905)
Óleo sobre lienzo. 212 x 229 cm.
Colección Chester Dale. The National Gallery of Art. Washington – USA
  
 (…)
Finalmente ya no nos necesitan, los que partieron
temprano, uno se desteta dulcemente de lo terrestre, como
uno se emancipa con ternura de los senos de la madre.
Pero nosotros, que necesitamos tan grandes secretos,
nosotros que tan frecuentemente obtenemos del duelo
progresos dichosos, ¿podríamos existir sin ellos?
¿Es inútil el mito de que, en la antigüedad, durante
las lamentaciones fúnebres por Linos, [5]
una atrevida música primitiva se abrió paso en la árida materia
inerte; y entonces, por primera vez, en el espacio
sobresaltado, en el que un muchacho casi divino de pronto
se perdió para siempre, el vacío produjo esa vibración
que ahora nos entusiasma y nos consuela y ayuda?
 
Las elegías de Duíno . Primera elegía. Rainer María Rilke.
 [5] Mito griego semejante en unos aspectos al de Adonis, y en otros al de Orfeo, pero relativo a la música fúnebre. Linos es el semidiós de la lamentación, la música y la elegía fúnebres. Murió de muerte terrible —asesinado por Apolo o por Hércules, o destrozado por perros, según varias leyendas—; al morir, su terrible lamentación dio nacimiento a la música; o bien, la naturaleza entera, al llorar su muerte, creó la música (Iliada, XVIII, 570).
Texto íntegro  l   Rainer María Rilke                          
                          LAS ELEGIAS DE DUINO (1922)

Versión y notas de José Joaquín Blanco
Publicado en La iguana del ojete (Invierno, 1993)

                                 LibreriaHispana.com
 
Imagen l Deseoaprender.com
All rights reserved. Images may not be reproduced in any form without the express written permission of the copyright holder.

diciembre 27, 2010

más allá del amor…

Filed under: Literatura, Música — Etiquetas: , , — labalaustra @ 11:21 pm

 

jaumequalsevol

 

Más que a nadie

Que te quiero más que a nadie y más que a nada,
te lo he dicho con mis ojos centinelas,
te lo he dicho con mis manos que te celan,
te lo he dicho con mi lengua enamorada.

Que te quiero más que a cualquier otra cosa
te lo he dicho con el sol y los cometas,
te lo he dicho con el viento y la veleta,
te lo he dicho con el agua luminosa.

Que te quiero, te quiero, mujer.
Que te quiero y no hay nada que hacer.

Que te quiero sobre todas las mujeres,
te lo he dicho con el pan de cada día,
te lo he dicho con el miedo y la alegría,
con el tedio que nos mata y que nos muere.

Que te quiero como nunca te han querido,
te lo he dicho recreándome en la suerte,
más allá de la vida con la muerte,
más allá del amor con el olvido.

Que te quiero, te quiero, mujer.
Que te quiero y no hay nada que hacer.

Más que a nadie y más que a nada

 

Letra: Luis Cernuda y Joan Manuel Serrat

Música: Joan Manuel Serrat

Arreglos y dirección musical: Josep Mas «Kitflus»

Músicos:

  • Teclados y “Adap-Adap”: Josep Mas «Kitflus»
  • Bajo: Víctor Merlo
  • Batería: Tino di Geraldo
  • Percusión: Juan Carlos Melián
  • Bandoneón: Rubén Juárez

 

Letra l jmserrat.com

 

septiembre 12, 2010

…todos los sueños del mundo.

 

 ” Y un día morirá el letrero y también mis versos.
Después morirá la calle donde estuvo el letrero,
Y la lengua en que fueron escritos los versos.”

 

Tabaquería. Álvaro de Campos

 

 mixamaca

Salvador Bacarisse – Concertino para guitarra y orquesta, op. 72

 

septiembre 10, 2010

¡Ay!, dura ley de amor…

 

” El corazón humano es más severo que el cruel corazón de Neptuno.”

Las Sirenas. Khalil Gibrán

 

 

                                              XIII

EPÍSTOLA A UNA DAMA CUYO PRINCIPIO FALTA.

………………………………………….

¡Ay!, dura ley de amor, que así me obliga

a no tener más voluntad de aquella

que me ordena el rigor de mi enemiga ¡

    Navío que en alto mar perdió la estrella

es tan de rico don desnuda el alma

siendo la voluntad nueva alma della.

     Tiene de mí la victoriosa palma

otro querer, cual suele otro elemento

distribuir al mar tormenta o calma;

    es el incontrastable mandamiento

de mi Señora, rayo presuroso

a quien se humilla y tiembla el firmamento.

    Perder la voluntad, caso es lloroso;

mas, ¿ cómo llora aquel que para el llanto

sin ajeno poder no es poderoso ?

   ¡Extrañeza de amor digna de espanto,

que tras tan largo mal sin resentirme

quiere que el mismo mal no sienta tanto ¡

    Y no sólo me impide el descubrirme,

mas quiere que no pueda y que no quiera;

poderme anticipar con la obediencia

al mandamiento, aunque más duro fuera.

     Y pues desnudo estoy de la potencia

para negar, conviértase mi vida

en alta execución de la sentencia,

    que aquella voluntad ya reducida

en otra espero yo que el tiempo vea

negociarme piedad, nueva y crecida.

    ¿ Mas cómo podrá ser que así no sea,

pues forzosa piedad me tiene y debe

la voluntad que allá se está y emplea ?

   No es corazón humano tan de nieve,

o duro pecho fuerte y de diamante

a quien tanto penar no le conmueve.

    ¡ Ay, que el que vee a un miserable amante

vivir, morir y amar, luego se inflama

de celo en tanto amor firme y constante ¡

    Mas nueva voz me acude y me reclama,

dentro del más secreto pensamiento

que rompedor de fe me nombra y llama

    diciendo: El mandamiento y juramento

rompes, de no escribir antes ni agora

la causa y ocasión de tu tormento.

   Entiende, pues  (hermosa usurpadora

de mi albedrío), cuán libre sin mentirte

está de culpa el alma que te adora,

  pues si te escribo es sólo por decirte

que ella obedecerá cuanto quisieres,

y no por ofenderte o escribirte;

   sola una cosa no querría, si quieres

( y no podrá querer ), que es el no amarte,

lo cual no está en poder siendo quien eres.

   Y así de nuevo torno a consagrarte

la dada fe, que nunca desconcierte

del punto donde está por observarte.

   Puede muy bien la inexorable muerte

romper la nueva estambre de mi vida,

mas no [el ] deseo de siempre obedecerte;

   y no pienses que agora obedecida

dejas de ser, porque te escribo, siendo

tu voluntad de mí tan bien cumplida:

pues juro por los ojos do me enciendo

que solamente escribo porque veas

con cuántas fes fundar mi fe pretendo;

    y sólo porque tengas y poseas

con más seguridad mi fe firmada

y lo que en lengua oíste en carta leas;

    no por duda o temor que quebrantada

será jamás de mí ( ni jamás ha sido ),

mas sólo por razón bien ordenada.

     Y porque no la cubra ciego olvido

de vil costumbre, bien será que quede

esto por ley de amor establecido,

     pues siempre renovar se me concede

la escrita fe, que en el discurso humano

tanto con Dios y en ti tan poco puede;

   y tú también con más piadoso y llano

trato me escribirás, que yo confirme

la nueva obligación de propia mano.

   Y no te agraviarás por escribirme

( si escribes  ), por usar tu cetro y mando

siendo lo ya mandado repetirme.

    De nuevo yo mi fe saldré obligando

de jamás escribirte, aunque escribiendo

uno y otro escribir fuese alcanzando;

     Y así la fe y el mando repitiendo,

imposible será después quebrarse

tan alta convención cual voy tejiendo.

     No porque el fuerte pino al comenarse [sic]

de su nueva raíz, si un brazo extiende

deja con mil raíces de arrigarse,

     con quien después se ampara y se defiende

del riguroso y descortés invierno,

que apenas hoja dél daña y ofende.

     Tu mandamiento, así, pues, blando y tierno,

dentro de mi pecho está cual niño en cuna,

conservando el poder largo y eterno

   para que el tiempo al fin, muerte y fortuna,

caso, destino, providencia y arte,

no me puedan entrar en suerte alguna.

    Aquí verás quien tanto sabe amarte

si es bien que de Boscán robe el subjeto

para mejor sus males declarate;

    así como al más noble y alto efeto

excede amor, del cielo y de natura,

así es más alto y noble mi conceto.

    No tiene mi verdad, sincera y pura,

cierta, abundante y de sí misma llena,

necesidad de ajena compostura:

    sería de Libia a la quemada arena

agua pedir el húmido Océano,

y a la ortiga su olor el azucena;

    del seco invierno el dulce abril temprano

flores coger, y la desierta cumbre

de hierba enriquecer al fértil llano;

   robar el claro Sol belleza [y] lumbre

a la noche, sería más triste y fea

y el mundo renovar suerte y costumbre.

    Permita Amor que esta verdad sea lea

de ti, que siendo así no dudo cierto

que con más alta luz se entienda y crea.

    A pecho que es de Amor guarida y puerto,

a frente de valor tan rica y llena

cualquier cerrado abismo es aire abierto;

     a ojos cuya luz viva y serena

al mismo Sol, según los alza y mueve,

toda niebla de error se le enajena;

     a púrpura tan fina y fresca nieve,

tan largo oro sotil, tan ondeado,

esle cualquier secreto cierto y breve;

    a encendido coral, tan bien cortado

entre el claro marfil muy liso y puro,

todo le debe ser claro y tratado;

     a cuello de cristal ( columna y muro

de todo bien ), a mano tan hermosa

será lo más incierto lo más seguro.

    Quédese, pues, aquí mi dolorosa

y baja pluma solo con decirte

que mientras no mandares otra cosa

siempre te serviré de no escribirte.

 

 Segunda parte, Madrid, 1591.

                       Epistolario Poético. Francisco de Aldana.

 

A mi padre

 

julio 17, 2010

…in your sweet dreams

 

(…)

La hermosura que el haber vivido

Pudo ser, unirá al alma

La muerte así, en un presente inmóvil,

Como el fauno en su mármol extasiado

Es uno con la música.

.

E iremos por el prado a las aguas, donde olvido,

Sin gesto el gozo, muda la palabra,

Vendrá desde tu labio hasta mi labio,

Fundirá en una sombra nuestras sombras.

.

El éxtasis. De Vivir sin estar viviendo. Luis Cernuda

.

Atticus70

Billie Holiday & Her Orchestra – Please Keep Me In Your Dreams

(NewYork, January 12, 1937)

Please keep me in your dreams
in your sweet dreams let me hold you
when through your window
the breeze comes swingin’
it’s just bringin’ this love song that i’m singin’
please keep me in your dreams
my kiss it seems must have told you
my heart you’ll borrow until tomorrow
so please keep me in your dreams

 

 

mayo 29, 2010

…y en la sombra lloró.

 

Fortalecido estoy contra tu pecho

y augusta piedra fría,

bajo tus ojos crepusculares,

¡oh madre inmortal!

 

Himno a la tristeza.  La realidad y el deseo. Luis Cernuda

 

*

Bien pudiera ser que todo lo que en verso he sentido

no fuera más que aquello que nunca pudo ser,
no fuera más que algo vedado y reprimido
de familia en familia, de mujer en mujer.

Dicen que en los solares de mi gente, medido
estaba todo aquello que se debía hacer…
Dicen que silenciosas las mujeres han sido
de mi casa materna… Ah, bien pudiera ser…

A veces en mi madre apuntaron antojos
de liberarse, pero, se le subió a los ojos
una honda amargura, y en la sombra lloró.

Y todo esto mordiente, vencido, mutilado,
todo esto que se hallaba en su alma encerrado,

pienso que sin quererlo lo he libertado yo.

 

Alfonsina Storni, Bien pudiera ser

 

 

Fuente l Wikipedia

*

 Fragensteller56

 Stan Getz-Autumn Leaves

 

Las hojas muertas   

Oh, me gustaría tanto que recordaras
Los días felices cuando éramos amigos…
En aquel tiempo la vida era más hermosa
Y el sol brillaba más que hoy.
Las hojas muertas se recogen con un rastrillo…
¿Ves? No lo he olvidado…
Las hojas muertas se recogen con un rastrillo
Los recuerdos y las penas, también.
Y el viento del norte se las lleva
En la noche fría del olvido
¿Ves? No he olvidado
la canción que tú me cantabas.

Es una canción que nos acerca
Tú me amabas y yo te amaba
Vivíamos juntos
Tú, que me amabas, y yo, que te amaba…
Pero la vida separa a aquellos que se aman
Silenciosamente sin hacer ruido
Y el mar borra sobre la arena
El paso de los amantes que se separan.

Las hojas muertas se recogen con un rastrillo.
Los recuerdos y las penas, también.
Pero mi amor, silencioso y fiel
Siempre sonríe y le agradece a la vida.
Yo te amaba, y eras tan linda…
¿ Cómo crees que podría olvidarte ?
En aquel tiempo la vida era más hermosa
Y el sol brillaba más que hoy
Eras mi más dulce amiga,
Mas no tengo sino recuerdos
Y  la canción que tú me cantabas,
¡Siempre, siempre la recordaré!

                                         Jacques Prévert

 

 Fuente l  A Media Voz

 

Comment veux-tu que je t’oublie?

 

 

abril 22, 2010

En un balde de zinc…

 

(…)

Dios al fin accidente

hace en la viña y en las mieses nido…

 LA MORADA-amarilla. Miguel Hernández

 

 

UN DIBUJO DE ABRIL PARA MARÍA ZAMBRANO

José Miguel Ullán

Avant l’aurore, dans la forêt triangulare
                                                          Alfred Jarry

La exactitud vivida de lo que contemplamos
en la blanca mirada del agua
no nos deja ser el destino
-pero nos da, sin levantar la mano,
la mansa sensación de ir acercándonos
al felino escondite de aquel encuentro:

Menos borroso que una hermandad,
ventana.
Y más anónimo que un lirio,
espejo

Un manantial, una hermandad republicana {alguien
tenía que decirlo), un lirio
-y la voz temblorosa
(«la poesía va contra la justicia»)
de la primera luz,
al despertar perdida
en la corazonada discontinua del bosque.

.

Fuente l POETAS DEL MUNDO-ANTOLOGÍAS por Fernando Sabido Sánchez- WordPress

.

  cedecom

Carlos Castilla del Pino

(1922-2009)

-Tesis. CedeCom. Entrevista. San Roque, 2003-

http://www.cedecom.es/

 

…sentado en los escalones de la casa donde nació, recuerda su incipiente vocación de niño por la medicina y desvela lo que parece una sencilla receta: uno ha de encontrar qué sentido tiene su vida, y descubrir qué facultades tiene para poder darle sentido a esa vida.
 

” …como un simple demócrata.”

Carlos Castilla del Pino

 

27 de abril a las 13 horas: EN TORNO A CARLOS CASTILLA DEL PINO

Inauguración de la exposición bibliográfica

“LA BIBLIOTECA DE CARLOS CASTILLA DEL PINO”
(Del 27 de abril al 21 de mayo)
CONFERENCIA. Juan Ángel Vela del Campo, Carlos Castilla del Pino, el humanismo posible.
BIBLIOTECA MAIMÓNIDES, CAMPUS DE RABANALES
 

Fuente l Fundación Castilla del Pino

 

(…)

So let this be my doom, if I forget

That there’s still spring to shake and break my sleep.

 

Colinas de Misisipi: Mi epitafio. William Faulkner

 

marzo 20, 2010

Hacia el último cielo…

 

(…)

Tan sólo un breve espacio

De amor esperanzado,

 

Antes que el plazo acabe

De vivir, a tu imagen

 

Tan querida me vuelvo

Aquí, en el pensamiento.

 

Y aunque tú no has de verlas,

Para hablar con tu ausencia

 

Estas líneas escribo

Únicamente por estar contigo.

 

Para ti, para nadie. Poemas para un cuerpo. Luis Cernuda

 

 

 

 Todo esto por amor

Derriban gigantes de los bosques para hacer un durmiente,

Derriban los instintos como flores,

Deseos como estrellas,

Para hacer sólo un hombre con su estigma de hombre.

 

Qué derriben también imperios de una noche,

Monarquías de un beso,

No significa nada;

Que derriben los ojos, que derriben las manos como

             estatuas vacías,

Acaso dice menos.

 

Mas este amor cerrado por ver sólo su forma,

Sus formas entre las brumas escarlata

Quiere imponer la vida, como otoño ascendiendo tantas

             hojas

Hacia el último cielo,

Donde estrellas sus labios dan a otras estrellas,

Donde mis ojos, estos ojos,

Se despiertan en otros.

 

De Un río, un amor (1929). Luis Cernuda.

 

 

Entonces hubo suspiros, tanto más hondos cuanto más ahogados,

y miradas de reojo, tanto más dulces cuanto ocultas,

y rubores, aunque no los rubores de la culpa.

 

Don Juan, C.I. est, est. 74. Lord Byron

 

Pequeños acontecimientos. Rojo y negro. Stendhal

 

 

 

saoriminami

Esta Tarde Vi Llover – Trio Los Panchos

 (Autor: Armando Manzanero)

 

Amigo,  hermano. Compañero

No, no es el amor quien muere. 

 

 

enero 25, 2010

…lentamente en el mundo.

 

 

LUIS DE CAMOENS

 

Irme quiero, madre,

a aquella galera,

con el marinero

a ser marinera.

 

Madre, si me fuere,

do quiera que vo,

no lo quiero yo,

que el Amor lo quiere.

Aquel niño fiero

hace que me mueva

por un marinero

a ser marinera.

 

Él, que todo puede,

madre, no podrá,

pues el alma va,

que el cuerpo se quede.

Con él, por quien muero,

voy,  porque no muera:

que si es marinero,

seré marinera.

 

Es tirana ley

del niño señor,

que por un amor

se deseche un rey.

Pues desta manera

quiero irme, quiero,

por un marinero

a ser marinera.

 

Decid, ondas,  ¿cuándo

vistes vos doncella,

siendo tierna y bella,

andar navegando?

Mas ¿qué no se espera

daquel niño fiero?

Vea yo quien quiero:

sea marinera.

 

 

Fuente original

Cancionero y romancero español (1969)

Dámaso Alonso

 

© Salvat Editores S.A.

© Alianza Editorial S.A.

 

diciembre 16, 2009

…y es bastante si se sabe

A RAFAEL ALBERTI

A veces-lo confieso-, como un niño

lloro a solas y pienso en el fracaso:

Esta vida gastada en calderilla,

la espuma de unas olas de aparato.

.

Llorar es no entender. Sí. Lo comprendo.

Pero yo estoy mirando el precipicio

de los años que pasan y no cuentan,

y  todo ante este horror se vuelve grito.

.

Puede ser cualquier gesto no explicable

o llanto y risa juntos: El gemido

de una hiena en la noche. Y el recuerdo

que entra por la espiral en el abismo.

.

Me han dicho que tú lloras fácilmente.

Yo lloro sin saber lo que me digo.

Y río como creo que tú ríes

en el trueno de un vino con amigos.

.

La desesperación de la alegría,

el caer y caer en la nostalgia,

los hipnóticos giros de los buitres

en torno a una carroña que así imantan.

.

De todo lo intentado,  ¿qué nos queda?

Una tranquilidad hasta la muerte.

Hicimos cuanto estuvo a nuestro alcance

y  hoy va, bien afluido, en la corriente.

.

Nos quedan además unos amores

perdidos y ganados con la vida:

Amigos esparcidos y sin nombre

que un poema feliz no ganó un día.

.

Mas nos queda también una amargura,

Porque un día nacimos como dioses

y  todo lo que dimos ha quedado

en nobleza de sólo pobres hombres.

.

Entonces, renunciamos a la lucha

y  para ser felices como Lope

pedimos, y es bastante si se sabe,

“dos libros, tres pinturas, cuatro flores”.

.

(Poema no recogido en libro.)

 

Otras cartas. Las cartas boca arriba. Gabriel Celaya

 

Fuente original

LAS CARTAS BOCA ARRIBA

Gabriel Celaya

© Ediciones TURNER S.A., Madrid, 1974.

Older Posts »

Blog de WordPress.com.