Nos Queda La Palabra

junio 26, 2008

Salvador Allende

Filed under: Uncategorized — labalaustra @ 3:29 pm
Yo pisaré las calles nuevamente. Pablo Milanés.

«Colocado en el tránsito histórico,
pagaré con mi vida la lealtad del pueblo,
y les digo que tengan la certeza de que la semilla que entregamos
a la conciencia de miles de chilenos,
no podrá ser cegada definitivamente…
Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde,
se abrirán las grandes alamedas,
por donde pasará el hombre libre para construir una sociedad mejor.
¡Viva Chile, viva el pueblo, vivan los trabajadores!»

(Último discurso de Salvador Allende momentos antes de ser asesinado).

junio 19, 2008

El Archivo Rojo

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: , , , — labalaustra @ 6:28 pm

Luis Cernuda

Un español habla de su tierra 

Las playas , parameras
Al rubio sol durmiendo,
Los oteros, las vegas
En paz, a solas, lejos;
 
Los castillos, ermitas,
Cortijos y conventos,
La vida con la historia,
Tan dulces al recuerdo.
  
Ellos los vencedores
Caínes sempiternos,
De todo me arrancaron.
Me dejan el destierro.
  
Una mano divina
Tu tierra alzó en mi cuerpo
Y allí la voz dispuso
Que hablase tu silencio.
  
Contigo solo estaba,
En ti sola creyendo;
Pensar tu nombre ahora
Envenena  mis sueños.
  
Amargos son los días
De la vida, viviendo
Sólo una larga espera
A fuerza de recuerdos.
  
Un día, tú ya libre
De la mentira de ellos,
Me buscarás. Entonces
¿Qué ha de decir un muerto?
Quizá los versos de Luis Cernuda expliquen mejor que cualquier tratado histórico el profundísimo desgarro moral que significó la matanza y la subsiguiente persecución que comenzaron en España un luminoso día de julio en 1936 y que el retorno de la democracia, con la deriva amnésica que acompañó a la reconciliación, no ha conseguido restañar.
En ellos también late, y late en carne viva, la tragedia de España.
Ellos , los vencedores.  Por Joaquín Leguina.  

junio 16, 2008

Lluís Llach. Campanades a morts

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: , , , — labalaustra @ 2:00 pm

Campanades a morts

Lluís Llach

Campanades a morts
fan un crit per la guerra
dels tres fills que han perdut
les tres campanes negres.

I el poble es recull
quan el lament s’acosta,
ja són tres penes més
que hem de dur a la memòria.

Campanades a morts
per les tres boques closes,
ai d’aquell trobador
que oblidés les tres notes!

Qui ha tallat tot l’alè
d’aquests cossos tan joves,
sense cap més tresor
que la raó dels que ploren?

Assassins de raons, de vides,
que mai no tingueu repòs en cap dels vostres dies
i que en la mort us persegueixin les nostres memòries.

Campanades a morts
fan un crit per la guerra
dels tres fills que han perdut
les tres campanes negres.

II

Obriu-me el ventre
pel seu repòs,
dels meus jardins
porteu les millors flors.

Per aquests homes
caveu-me fons,
i en el meu cos
hi graveu el seu nom.

Que cap oratge
desvetllí el son
d’aquells que han mort
sense tenir el cap cot.

III

Disset anys només
i tu tan vell;
gelós de la llum dels seus ulls,
has volgut tancar ses parpelles,
però no podràs, que tots guardem aquesta llum
i els nostres ulls seran llampecs per als teus vespres.

Disset anys només
i tu tan vell;
envejós de tan jove bellesa,
has volgut esquinçar els seus membres,
però no podràs, que del seu cos tenim record
i cada nit aprendrem a estimar-lo.

Disset anys només
i tu tan vell;
impotent per l’amor que ell tenia,
li has donat la mort per companya,
però no podràs, que per allò que ell va estimar,
el nostres cos sempre estarà en primavera.

Disset anys només
i tu tan vell;
envejós de tan jove bellesa,
has volgut esquinçar els seus membres,
però no podràs, que tots guardem aquesta llum
i els nostres ulls seran llampecs per als teus vespres.

IV

La misèria esdevingué poeta
i escrigué en els camps
en forma de trinxeres,
i els homes anaren cap a elles.
Cadascú fou un mot
del victoriós poema.

 

 

 

junio 8, 2008

José Saramago

Vía I  radiocable.com, Fernando Berlín.                        

    Déjate llevar por el niño que fuiste.

                       Libro De Los Consejos.

“Las pequeñas memorias”. José Saramago.

Fernado Meirelles recibe de José Saramago una primera impresión sobre su trabajo, Blindness, prometedora adaptación cinematográfica de la obra del Premio Nobel de Literatura  “Ensayo sobre la ceguera.

Es inevitable no emocionarse.

junio 6, 2008

Kavafis

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: — labalaustra @ 10:04 pm

                                   

                                   Cuando Se Aviven

 

                             Trata de guardar, poeta,

                     aquellas eróticas visiones tuyas,

                 aunque pocas puedan ser las calmadas.

                  Ponlas, medio ocultas, entre tus líneas.

                           Trata de cogerlas, poeta,

                       cuando se aviven en tu mente

                  por la noche o en el brillante mediodía.

Eugenio Montejo. La estatua de Pessoa.

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: , , , , — labalaustra @ 9:21 pm

 

La estatua de Pessoa

 

 
 
 
 
 
 
 

 

A Rafael Cadenas

 

 

 

La Estatua de Pessoa nos pesa mucho,
hay que llevarla despacio.
Descansemos un poco aquí a la vuelta
mientras vienen más gentes en ayuda.
Tenemos tiempo de tomar un trago.

Son tantas sombras en un mismo cuerpo
y debemos subirlas a la cumbre del Chiado.
A cada paso se intercambian idiomas,
anteojos, sombreros, soledades.

Démosle vino ahora. Pessoa siempre bebía
en estos bares de borrosos espejos
que el Tajo cruza en un tranvía sonámbulo.
¿Por qué no va a beber su estatua?

Con todo el siglo dentro de sus huesos
vueltos ya piedras llenas de saudades,
casi nos dobla los hombros
bajo el silencio de su risa pagana.

No hay que apurarse. Llegaremos.
Lo que más cuesta no es la altura de su cuerpo
ni el largo abrigo que lo envuelve
sino las horas del misterio
que se repliegan pétreas en el mármol.
Cuando a diario soñó por estas calles
y desoñó y volvió a soñar y desoñar;
el tiempo refractado en voces y antivoces
y los horóscopos oscuros
que lo han cubierto como una gruesa pátina.
Alzar sólo su cuerpo sería fácil.
Aunque se embriague no pesa más que un
pájaro.

 

      De Alfabeto del Mundo . Eugenio Montejo

Blog de WordPress.com.