Nos Queda La Palabra

agosto 9, 2009

firme, sobre roca firme

 

Asturias

Música: Víctor Manuel San José
Letra: Pedro Garfias.

Asturias, si yo pudiera
si yo supiera cantarte
Asturias, verde de montes
y negra de minerales

Yo soy un hombre del sur
polvo, sol, fatiga y hambre
hambre de pan y horizontes
hambre…

Bajo la piel resecada
ríos sólidos de sangre
y el corazón asfixiado
sin venas para aliviarte

Los ojos ciegos, los ojos
ciegos de tanto mirarte
sin verte, Asturias del alma
hija de mi misma madre

Dos veces, dos, has tenido
ocasión para jugarte
la vida en una partida
y las dos te la jugaste

¿Quién derribará ese árbol
de Asturias ya sin ramaje
desnudo, seco, clavado,
con su raíz entrañable

que corre por toda España
crispándonos de coraje?
¡Mirad, obreros del mundo,
su silueta recortarse

contra ese cielo impasible
vértical, inquebrantable!
firme, sobre roca firme
herida viva su carne

Millones de puños gritan
su cólera por los aires
millones de corazones
golpean contra tus cárceles

Prepara tu salto último
lívida muerte cobarde
prepara tu último salto
que Asturias está aguardándote

sola, en mitad de la tierra…
hija de mi misma madre…

 

Anuncios

julio 24, 2009

Biblioteca en Guerra

 

bibliotecaBNE

La Biblioteca Nacional de España durante la Guerra Civil.
 

Las bombas incendiarias de la aviación se cebaron en dos ocasiones con la Biblioteca Nacional en el corazón del Madrid asediado por los nacionales. Pero ni las llamas ni las explosiones destruyeron sus fondos.

Unos tesoros bibliográficos, entre 200.000 y 400.000 libros, que se salvaron gracias a las medidas adoptadas por quienes fueron sus máximos responsables durante la guerra civil y la Segunda República.

 

Vía l Biblioteca Nacional de España (Facebook)

julio 22, 2009

…a lo suyo por lo tuyo.

 

GuerraCivilTV

Los que quisieron matar a Franco

La llegada masiva al exilio de México de republicanos españoles tras la guerra civil provoca la ruina del Café Español en el que se reunen a diario muchos de ellos. Nacho Jurado, el camarero del local, llega a la conclusión de que solamente la muerte del Generalísimo Franco puede devolver la tranquilidad a su café. A través del relato de Max Aub se repasan todos los intentos de atentado que se perpetraron contra Franco desde 1936 hasta 1964, fecha del último.

Dirección: Pedro Costa y José Ramón Da Cruz.
País:
España.
Año:
2006.
Duración:
95 min.
Género: Documental.

Guión: Roberto Cabezas, Pedro Costa y Antonio Ojeda; 

Basado en el relato “La verdadera muerte de Francisco Franco” de Max Aub.

Música: Nacho Rojas.
Fotografía:
Borja Pozueco y Rafael Lloret.
Montaje:
Ado G. Elipe.
Dirección artística: Claudia Carbonell.

 

Documental completo: Los que quisieron matar a Franco
Parte 1/11
http://es.youtube.com/watch?v=vm2cJnS…
Parte 2/11
http://es.youtube.com/watch?v=DS-1ecw…
Parte 3/11
http://es.youtube.com/watch?v=awRDcwV…
Parte 4/11
http://es.youtube.com/watch?v=Odp9dFh…
Parte 5/11
http://es.youtube.com/watch?v=X6tsvL8…
Parte 6/11
http://es.youtube.com/watch?v=_L3JL5x…
Parte 7/11
http://es.youtube.com/watch?v=CQA1uAu…
Parte 8/11
http://es.youtube.com/watch?v=wvO9A6a…
Parte 9/11
http://es.youtube.com/watch?v=DCrRY4a…
Parte 10/11
http://es.youtube.com/watch?v=fppA8Ls…
Parte 11/11
http://es.youtube.com/watch?v=7X-PZHq…
 

 De un TIRANO:

Fue a lo suyo

por lo tuyo.

Epitafios. Crímenes Ejemplares. Max Aub

 

 

 

julio 6, 2009

…un sentido a todo esto.

  

 
“Dinos cómo es un árbol para que no dudemos de que algo en el mundo, fuera de estos muros, sigue luchando contra la infamia, contra la mentira, contra la crueldad demencial de los enemigos de la vida, dinos cómo es y dónde está la justicia para que le arranquemos la venda de los ojos y así pueda ver, por fin, a quienquiera que, de verdad, ha estado sirviendo, pero no nos digan cómo es la dignidad porque ya lo sabemos, porque incluso cuando parecía que no eran nada más que una palabra, comprendimos que era la pura esencia de la libertad en su sentido más profundo, ése que nos permite decir contra la propia evidencia de los hechos, que estábamos presos, pero éramos libres.”

                                                 

 José Saramago. (Prólogo del libro “Decidme cómo es un árbol” de Marcos Ana)

DECIDME-COMO-ES-UN-ARBOL-i0n1200127

http://es.wikipedia.org/wiki/Marcos_Ana

http://decidmecomoesmarcos.blogspot.com/

Marcos Ana (grupo en facebook)

http://marcos-ana.blogspot.com/

http://www.unpremioparamarcosana.org/

 

Ángel y Marina me regalaron el viernes pasado el libro de Marcos Ana “Decidme cómo es un árbol”. Les agradezco el regalo porque me ha permitido conocer un texto prodigioso y recuperar una parte de la historia de mi país contada en primera persona por el autor, un preso político del franquismo al que las más de dos décadas en distintas cárceles fortalecieron en su arraiga convicción del valor supremo de la libertad y la dignidad de los hombres y mujeres. El narrador opta conscientemente, sin embargo, por convertir su peripecia personal en el testimonio de toda una generación y en la voz de cientos de personas a las que les fue arrebatada.

Mis amigos Ángel y Marina, que tuvieron ocasión de conversar con el autor tras asistir a un coloquio recientemente celebrado en La Cabrera, me trasladaron la inmensa humanidad y la fuerza de los ideales que trasmite Marcos Ana. Todo eso se transparenta con nitidez en el libro.

La lectura me ha llevado a reflexionar sobre la enorme contribución que los comunistas españoles han realizado a la historia de nuestro país y, especialmente a la larga lucha por la recuperación de las libertades. En muchas ocasiones, incluso en ámbitos progresistas, he escuchado feroces proclamas anticomunistas, de una ferocidad sólo proporcional a la abismal ignorancia que exhiben sus autores sobre el papel del PCE en la historia de nuestro país. Un partido que cargó sobre sus hombros con la mayor parte del peso de la resistencia contra el franquismo gracias a cientos de miles de hombres y mujeres que llevaron su compromiso con la libertad a sus últimas consecuencias.

Para todos aquellos que alguna vez han escuchado estas soflamas, y más aún para aquellos que las repiten y las esgrimen como arma arrojadiza, es muy aconsejable la lectura de este libro.

Por último, hay una iniciativa en marcha para que se conceda a Marcos Ana el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. Si quieres sumar tu firma a esta iniciativa puedes hacerlo pinchando aquí.

 

Decidme cómo es un árbol. Nadie yerra voluntariamente.Bitácora de Manuel Granda

 

Con Marcos Ana vengo sintiendo desde hace hace tanto tiempo que la memoria se confunde. Un vez escribí que a Antonio Machado lo conocía sin conocerlo cuando, siendo un adolescente perplejo, miraba la guerra de España en un mapa que me había fabricado y en el que ponía banderitas de papel según iba avanzando el ejército de Franco, que ganaba siempre, o al menos eso decían las radios de la dictadura de mi país. Entonces también debí de conocer a Marcos Ana porque ya ambos estábamos en el mismo lugar. Luego, mucho más tarde, cuando supe que Marcos Ana preguntaba, y no a gritos, sino directamente a nuestros corazones, tal vez al mío, cómo es un árbol, he de reconocer que no pude decírselo aunque quizá él me oyera y diera por buena la respuesta de que un árbol, amigo mío, es lo que estamos haciendo para que salgas de la cárcel, para que no haya presos políticos, para poder ser, en tu país y en el mío, a pleno pulmón, militantes de todos los partidos, ya sin miedos y sin complejo, seres libres gozando de árboles que crezcan con nosotros, que nos pongan sombra al caer la tarde y nosotros los regaremos cada mañana para que el mundo no se acabe. Eso le decía a Marcos Ana y es probable que me oyera, porque lo poetas conocen lo que no se dice con palabras, pero está y ellos lo saben. Por eso cuando escriben nos hacen más humanos.
Con Marcos Ana, ya digo, vengo sintiendo hace tanto que no se mide por años. A Marcos Ana, que es nombre de hombre y de mujer juntos, le hemos oído las mejores palabras y hemos sido más buenos. ¿A Marcos Ana le falta el Premio Príncipe de Asturias? No: al Premio Príncipe de Asturias le falta Marcos Ana y ese premio nunca estará completo sin el luchador español, el hombre sin rencor que amó la libertad desde la cárcel y que hoy, desde la vida recuperada, sigue honrando la libertad, que no es un concepto sino un modo de estar en el mundo que a todos nos dignifica.
Marcos Ana, Premio Príncipe de Asturias. Cuando oigamos esa proclamación nos saludaremos en la calle, aplaudiremos en las plazas y en las casas y diremos, haciendo sonar las bocinas de nuestros coches, que hemos ganado la batalla contra el olvido y a la inercia, que somos, por fin, protagonistas de la historia, porque somos, hombres y mujeres, dueños de nuestro tiempo y tenemos voz y la usamos. Como estamos haciendo ahora.

José Saramago

 

 José Saramago con Marcos Ana . El blog de Javier López.

 

Hay personas que parecen no pertenecer al mundo y al tiempo en que viven. Marcos Ana es una de esas personas. Como tantos de su generación, arrastrados por prisiones del fascismo español, sufrió lo indecible en el cuerpo y en el espíritu, escapó in extremis a dos condenas a muerte, es, en el mayor sentido de la expresión, un superviviente. La prisión no pudo nada contra él, y fueron 23 los años que estuvo privado de libertad. El libro que acaba de presentar en Portugal es el relato simultáneamente objetivo y apasionado de ese tiempo negro. El título de las memorias, Decidme como es un árbol, no podría ser más significativo. Con el tiempo, la dura realidad de la prisión acaba sobreponiéndose a la realidad exterior, diluyéndose en una imprecisa neblina que es preciso expulsar de la mente cada día que pasa para no perder la seguridad en uno mismo, por más frágil que se torne. Marcos Ana no sólo se salvó a sí mismo, salvó también a muchos de sus compañeros de cárcel, transmitiéndoles ánimo, solucionando problemas y conflictos, como un juez de paz de nueva especie. Firme en sus convicciones políticas, pero sin permitir que su juicio crítico sea afectado, Marcos Ana transmite a aquel que se le aproxima un irreprimible sentimiento de esperanza, como si pensásemos: “Si él es así, yo también lo puedo ser”. Recuperada la libertad, no se quedó en casa para descansar. Volvió a la lucha política, con riesgo de ser nuevamente encarcelado, y dio inicio a un notable trabajo de asistencia y ayuda a los que continuaban en prisión. En España, unos cuantos amigos y admiradores de su singular personalidad (el premio Nobel Wola Soiynka es un de ellos) lo presentamos como candidato al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. Nada sería más justo. Y más necesario para mostrarle al pueblo español que la memoria histórica sigue viva.

Marcos Ana. El Cuaderno de Saramago

 

 “En esta noche central del mundo […] aqui estoy con mi poesía y mi bandera”.

Extracto del discurso del Premio Nobel . Pablo Neruda

 

Teodulfo Lagunero: “Marcos Ana no sólo merece el premio Príncipe de Asturias, sino también el Premio Nobel de la Paz” (Javier Parra. laRepública.es)

 

“He sido testigo de una revolución, hecho la guerra,

he sido hecho prisionero, conocido el hambre,

el trabajo físico hasta el agotamiento, me he fugado,

he estado al borde de la muerte, frecuentado

tanto sacerdotes como incendiarios de iglesias,

apacibles burgueses y anarquistas, filósofos

e iletrados, compartido mi pan con bandidos, …

y sin embargo, en 72 años nunca le he encontrado un sentido a todo esto.”

Extracto del discurso del Premio Nobel. Claude Simon (1913/2005)

 

mayo 28, 2009

Si me quieres escribir…

 

 

La guerrilla de la memoria
GuerraCivilTv

Actualización: GuerraCivil TV2

 

“Las guerras van cambiando de nombre, la causa de la libertad es siempre la misma”.

Eduard Pons Prades

 

LA BATALLA DEL EBRO

Por Antonio Gascón Ricao

 

Aunque me tiren el puente

Y  también la pasarela,

me verás pasar el Ebro

en un barquito de vela.

 

Diez mil veces que lo tiren,

diez mil veces que lo haremos.

Tenemos cabeza dura

los del cuerpo de ingenieros.

 

 En el Ebro se han hundido

las banderas italianas,

y en los puentes sólo quedan

las que son republicanas.

 

 Si me quieres escribir,

ya sabes mi paradero

en el frente de Gandesa

primera línea de fuego.

 

Canción Popular de la guerra civil española, (1936-1939)

 

 

mayo 25, 2009

Endro & Gerda

 

NYC75198_Magnum Photos
Gerda Taro (c) 2002 by International Center of Photography, NY
Robert Capa, Segovia front, Spain, late May/early June 1937
Original story
 The Spanish Civil War
    MAGNUM/Gerda Taro
Fuente l Magnum Photos
 
Si tus fotos no son lo suficientemente buenas es que no te has acercado lo suficiente.
Robert Capa
 

abril 24, 2009

aumentando el valor que lo aquilata

 

 Bajan de la nieve,
madre,
llorando suben del mar.
¿Quién los cogerá?

 emilio-prados-such

Despedida de las Brigadas Internacionales

De tanto estar mi voz a vuestro lado
y a vuestro lado estar mi sombra
y de mirar tan Juntos en la muerte
el mismo cielo azul cada mañana, ‘
tan íntimos andáis ya por mi sangre
y bajo mi memoria recibidos,
que no os llamaré hermanos en mi tierra:
sois más, pues que habitáis mi propio cuerpo.

Por él habéis andado y perseguido
esa gloria feliz que, ya lograda,
es libertad que nuestro amor domina.
Fuera también pisáis las mismas flores.
Y hoy nos separan: nuestra España hermosa
deja salir un río de nobleza
que otras veces fue sangre enardecida:
¡ay!, ¿qué otra pena el tiempo le depara?

Hoy la razón aleja en nuestra vida
lo que persigue el sueño generoso
y el sano pensamiento no consigue;
pero quizás el sueño será alzado
y como el agua sube hasta la nube
que ambicionó por sus profundas cuevas,
escalando el dolor llama tras llama
el sueño será al fin razón del día.

Entonces volveréis. Será un remanso
sobre Europa mi patria, y sus estrellas,
con la paz más ceñidas sobre el suelo,
alumbrarán las tumbas de los héroes.

Juntos aquí reposan, como juntos vivimos
los que aún la muerte tiene preparados
al duro sacrificio de la guerra.
Juntos habréis de estar con los que queden.

Que vuestro corazón lleve el paisaje
que tanto habéis mirado y defendido
y cada olivo en flor, cada granado
por vuestra causa viva y os espere.

Estáis en mí, conmigo y sois mi sangre
dentro del arca frágil de mi cuerpo,
pero cada español lo mismo dice
hoy que os ve desfilar junto a su mano.

 

COPLA

¡Que el agua es llanto!
(Canta la piedra.)

¡Llanto es la piedra!
(El agua canta.)

¡La estrella es llanto!
(Canta la noche.)

¡Llanto es la noche!
(Canta la estrella.)

Y junto al agua y la piedra:
-¿Se te ha olvidado tu sombra?
Me va cantando la tierra.

 

….con la herencia que deja tu partida. 

Emilio Prados

Obra poética

http://www.spsu.edu/sis/nuhfer-halten/webconcordances/prados/emilos%20prados.txt.WebConcordanceAlpha/c2.htm

 

 Imagen l fundación Cultural Miguel Hernández

 

grummeper

Canciones de las Brigadas Internacionales

Lincoln-Bataillon

(In dem Tal dort am Rio Jarama…)

 Text: Ernst Busch
Musik: “The Red River Valley”

In dem Tal dort am Rio Jarama
Schlugen wir unsre blutigste Schlacht.
Doch wir haben, auf Tod und Verderben
Die Faschisten zum Stehen gebracht.

Zeigt uns wie man mit alten Gewehren
Einen Panzer-Angriff heil übersteht!
Zeigt uns wie man in offner Feldschlacht
Einem Tiefflieger-Angriff entgeht.

Ja, wir haben die Stellung verlassen;
Denn es half auch kein: Oh, Herr mon Dieu!
Kameraden der Inter-Brigaden
Unsern Toten ein letztes Adieu!

Eines Teges da stehn Campesinos
Als Sieger auf spanischem Feld!
Und das tal dort am Rio Jarama
Wird gehören dem Mann, ders bestellt!

 

abril 14, 2009

¡Volemos!

 

Himno de Riego
José Melchor Gomis
Colección de Canciones patrióticas que dedica al ciudadano Rafael del Riego y a los valientes que han seguido sus huellas
Letra: Evaristo de San Miguel Valledor

Serenos, alegres
valientes, osados
cantemos, soldados,
el himno en la lid.
De nuestros acentos
el orbe se admire
y en nosotros mire
los hijos del Cid.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer, vencer o morir.

¡Blandamos el hierro
que el tímido esclavo
del libre, del bravo,
la faz no osa ver!
Sus huestes cual humo
veréis disipadas,
y a nuestras espadas
fugaces correr.

Soldados, la patria
nos llama a la lid,
¡Juremos por ella
vencer o morir!

¿El mundo vio nunca
más noble osadía?
¿Lució nunca un día
más grande el valor
que aquel que inflamados
nos vimos del fuego
que excitara en Riego
de Patria el amor?

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir.

Honor al caudillo,
honor al primero
que el cívico acero
osó fulminar.
La patria afligida
oyó sus acentos
y vio sus tormentos
en gozo tornar.

Soldados, la patria
nos llama a la lid,
¡Juremos por ella
vencer o morir!

Su voz fue seguida,
su voz fue escuchada,
tuvimos en nada,
soldados, morir.
Y osados quisimos
romper la cadena
que de afrenta llena
del bravo el vivir.

Soldados, la patria
nos llama a la lid,
¡Juremos por ella
vencer o morir!

Ya la alarma tocan;
las armas tan sólo
el crimen o el dolo
podrán abatir.
¡Que tiemblen, que tiemblen,
que tiemble el malvado,
al ver al soldado
la lanza esgrimir!

Soldados, la patria
nos llama a la lid,
¡Juremos por ella
vencer o morir!

La trompa guerrera
sus ecos da al viento,
de horrores sediento,
ya ruge el cañón
y Marte, sañudo,
la audacia provoca
y el ingenio invoca
de nuestra nación.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer, vencer o morir.

Se muestran: ¡volemos,
volemos, soldados!
¿Los veis aterrados
la frente bajar?
¡Volemos, que el libre
por siempre ha sabido
al siervo rendido
la frente humillar.

 

De este himno, se cantaban las estrofas 1ª, 2ª, 5ª, 6ª, 13ª y 14ª.

 

Que mueran los que claman
por la moderación
para atacar los fueros
de la Constitución.

                                                   Letra introducida en 1836

 

marzo 3, 2009

…un puñao de arena.

 
Tiene ingenio el hombre que dice aquello que nosotros habríamos dicho si se nos
hubiera ocurrido antes.

                                                             Cristóbal  Zaragoza

 

 

“…y que mis acais si digo mentira se queden sin luz”.

 

A Paquito, Loli y Checa, con todo mi cariño.

enero 28, 2009

“A la memoria fusilada”

Toni Gudiel

“El mirador de la memoria”

Foto: Toni Gudiel

 Tirotean en El Torno la estatua a la Memoria Histórica horas después de su inauguración.

“No sabemos si repararemos las señales que tiene el monumento o como recuerdo por estos hechos seguirán así”.

Alberto Rubio Malpartida, presidente de la Asociación Comarcal de Jóvenes del Valle del Jerte

Fuente :   ElPeriodico-Extremadura, un artículo de Faustino Martín.

 

Subidas en el cerro las estatuas marrones,

simulan el cuarteto de personajes caídos;

son de hierro y argamasa, Jerte,

que miradas desde abajo son más altas.

 

Un trueno silenciado ha herido el hombro,

una vergüenza oculta asola el valle,

salen los jóvenes a hombro descubierto

y reviven la memoria engalanada.

 

Dejadlas heridas y sumisas,

será difícil restaurarlas,

ahora muestran la lección completa…

que los niños aprendan de los adultos huecos.

 

(En agradecimiento a los jóvenes dolidos del Valle del Jerte)

“A la memoria fusilada”, por   Goyo Tovar

 

Older Posts »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.