Nos Queda La Palabra

marzo 31, 2012

….e con tutta la forza

.

Un cura virtuoso, y que no sea intrigante,

es una Providencia  para el pueblo.

Fleury

Los bienes de los pobres. Rojo y negro. Stendhal

INVITATORIO A

 LAS SIETE PALABRAS

Al Calvario, almas , llegad,

Que nuestro dulce Jesús,

desde el ara de la Cruz,

hoy a todos quiere  hablar.

***

“Musica Instrumentale Sopra le sette ultime Parole del nostro

Redentore in Croce o sieno Sette Sonate con un Introduzione ed al Fine un Terremoto”

(Música instrumental sobre las Siete últimas Palabras de Nuestro Salvador en la Cruz, o siete sonatas con una introducción y al final un terremoto)

Las siete últimas palabras de Cristo

Joseph Haydn

(1732 – 1809)

*

«En verdad te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso»

*

« Mujer he ahí tu hijo; hijo he ahí tu madre… »

*

«Todo está cumplido»

*

«Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu»

*

CREDO

Credo in unum Deum

Patrem omnipotentem, factorem caeli et terrae,

visibilium omnium et invisibilium.

Et in unum Dominum Iesum Christum,

Filium Dei unigenitum,

et ex Patre natum ante omnia saecula.

Deum de Deo, lumen de lumine, Deum verum de Deo vero,

genitum, non factum, consubstantialem Patri:

per quem omnia facta sunt.

Qui propter nos homines et propter nostram salutem

descendit de caelis.

Et incarnatus est de Spiritu Sancto

ex Maria Virgine, et homo factus est.

Crucifi xus etiam pro nobis sub Pontio Pilato;

passus et mortuus est

[…]

gsilot

.

El terremoto

“El hombre Dios murió:

Resuenen las hondas cavernas … “

A Caro…  con afecto y cariño.

Te sonreímos…

*

Cuarteto Asssai

Reynaldo Maceo, primer violín

Gladys Silot, segundo violín

José Antonio Martínez, viola

Joaquín Ruiz, violonchelo

gsilot

http://www.cuartetoassai.net/

.

 Palabras clave /Textos

RECEPCIÓN HISTÓRICA DE LA MÚSICA ECLESIÁSTICA

DE JOSEPH HAYDN EN LOS ARCHIVOS MUSICALES

CATEDRALICIOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA*

José Aparisi Aparisi

Conservatorio Superior de Música de Valencia

ANUARIO MUSICAL, N.º 63

enero-diciembre 2008, 97-152

ISSN: 0211-3538

.

Una propuesta  inestimable de Joaquín Ruiz.

Gracias…

.

febrero 6, 2010

«Surge amica mea et veni»

 

 «Cuando iba Jaime Gil de Biedma a Roma solíamos pasear por la Via Apia, donde todavía tengo un amante que me espera (…) Mi enamorado (…) sigue allí, es una estatua».

María Zambrano

 

La llama 

     Asisitida por mi alma antigua, por mi alma primera al fin recobrada, y por tanto tiempo perdida. Ella, la perdidiza, al fin volvió por mí. Yentonces comprendí que ella había sido la enamorada. Y yo había pasado por la vida tan sólo de paso, lejana de mí misma .Y de ella venían las palabras sin dueño que todos bebían sin dejarme apenas nada a cambio. Yo era la voz de esa antigua alma. Y ella, a medida que consumaba su amor, allá, donde yo no podía verla; me iba iniciando a través del dolor del abandono. Por eso nadie podía amarme mientras yo iba sabiendo del amor. Y yo misma tampoco amaba. Sólo una noche hasta el alba. Y allí quedé esperando. Me despertaba con la aurora, si es que había dormido. Y creía que ya había llegado, yo, ella, él… Salía el Sol y el día caía como una condena sobre mí. No, no todavía.

Zambrano, M.:  Diotima de Mantinea, en Hacia un saber sobre el alma, Madrid,
Ed. Alianza, 1989, p. 197

Cita  l  Roma, matria nutricia de María Zambrano

                Por Rogelio Blanco Martínez

                Cervantes Virtual

Texto l  A media voz

Palabras clave l    Algún día en alguna parte l María Zambrano 

.

.

Yo sé que ver y oir a un triste enfada
cuando se viene y va de la alegría
como un mar meridiano a una bahía,
a una región esquiva y desolada.

.

Lo que he sufrido y nada todo es nada
para lo que me queda todavía
que sufrir el rigor de esta agonía
de andar de este cuchillo a aquella espada.

.

Me callaré, me apartaré si puedo
con mi constante pena instante, plena,
a donde ni has de oírme ni de de verte.

.

Me voy, me voy, me voy, pero me quedo,
pero me voy, desierto y sin arena:
adios, amor, adios hasta la muerte.

 

El rayo que no cesa. Miguel Hernández.

 

Foto: Maruja Mallo en su estudio. Madrid, 1936 

 

Imagen l Mujeres en el Arte

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.