Nos Queda La Palabra

octubre 25, 2009

…más bien la división

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: , — labalaustra @ 10:22 pm

 

 Amalthea_Julien_Louvre

Amalthée et la chèvre de Jupiter
Pierre Julien (French, 1731–1804)

 

¿Por qué huyeron todos los discípulos, y por qué Simón Pedro negó tres veces a Jesús antes de que amaneciera? Porque como judios compartían con Caifás la conciencia de estilo de vida de sus antepasados y entendían que el mesías tenía que ser un príncipe militar invencible y capaz de realizar prodigios.

Todo esto lleva a una conclusión: la conciencia de estilo de vida compartida por Jesús y su círculo íntimo de discípulos era la de un mesías pacífico. Aunque los evangelios pretenden negar claramente la capacidad de Jesús de realizar actos políticos violentos, conservan lo que parece ser una corriente subyacente de dichos y hechos contradictorios que vinculan a Juan el Bautista y a Jesús con la tradición militar-mesiánica y los implican en la guerra de guerrillas. La razón de esto está en que en el tiempo en que se escribió el primer evangelio, los dichos y hechos no pacíficos que los testigos oculares y las fuentes apostólicas irrecusables habían atribuido a Jesús eran muy conocidos entre los fieles. Los escritores de los evangelios cambiaron el equilibrio de la conciencia de estilo de vida del culto de Jesús en la dirección de un mesías pacífico, pero no podían borrar del todo las huellas de la continuidad con la tradición militar-mesiánica. A este respecto la ambigüedad de los evangelios se demuestra mejor disponiendo algunos de los enunciados más pacíficos de Jesús en una columna y las negaciones inesperadas en otra:

 

Bienaventurados los que hacen obras de paz.        
(Mateo 5:9)      
No os imaginéis que vine a poner paz 
sobre  la tierra; no vine a poner paz sino espada.
(Mateo 10:34)
 
Si uno te abofetea la mejilla derecha,
vuélvele también la otra.
(Mateo 5:39)
¿Pensáis que vine a traer paz a la tierra?
 No, os lo aseguro, sino más bien la división.
(Lucas 12:51)
 
Todos los que empuñan espada,
a espada perecerán.
(Mateo 26:52)
Quien no tenga espada, venda
su manto y cómprese una.
(Lucas 22:36)
 
Amad a vuestros enemigos,
haced bien a los que os aborrecen.
(Lucas 6:27)
Y habiendo hecho un azote de cordeles,
echoles a todos  del templo…y desparramó
las monedas de los cambistas y volcó sus mesas.
(Juan 2:15)

 

Fuente original

Vacas, cerdos, guerras y brujas

Marvin Harris

Traductor: Juan Oliver Sánchez Fernández

1974 by Marvin Harris

©Ed. cast.: Alianza Editorial, S.A. Madrid 1980

 

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: